primera RFEF

Desacuerdo en los derechos televisivos en Primera División

  • Barcelona, Betis, Sevilla, Real Madrid, Celta y Deportivo, contra la cesión por la promesa de la RFEF

Luis Rubiales

Luis Rubiales

La cesión de los derechos de televisión divide a los clubes que la temporada próxima militarán en la Primera RFEF. Al menos siete de esas entidades son contrarias a entregar esos derechos a la REal Federación Española de Fútbol, organizadora de la nueva competición. El organismo presidido por Luis Rubiales no especificó en el documento que hizo llegar a las directivas cuál será la cuantía a percibir por los clubes. No hace referencia expresa alguna a las cantidades, aunque sí de un periodo "máximo de duración de cinco años".

El presidente de la Española, Luis Rubiales, habló en su comparecencia ante los presidentes de la categoría de nuevo cuño de una cifra que podría llegar "hasta 300.000 euros" por club, una cantidad que, al día de hoy, la mayor parte de los dirigentes considera casi utópica, por no decir imposible de cumplir por parte de la RFEF.

El deseo del máximo responsable de la Federación es repetir, con las consabidas diferencias económicas, el modelo de la LaLiga. Es decir, se subasta la competición y se reparte el beneficio a los clubes de acuerdo a determinados criterios -audiencia, generación de publicidad, clasificación... Pero esa iniciativa ha sembrado la desconfianza entre algunos de los participantes, entre ellos, los filiales de equipos de Primera división, que entiende que incluso podrían incurrir en un problema de duplicidad, al entregar dos veces un mismo producto a diferentes plataformas.

Luis de la Cruz, periodista especializado en la nueva categoría, argumenta en el diario As queen la primera reunión informativa previa al 3 de junio, Rubiales llegó a hablar de 300.000 euros por equipo, pero no confirmó estas cifras en la propuesta final. En el documento remitido a los clubes para la cesión de derechos no hay ninguna referencia a las cantidades, aunque sí se menciona el periodo de duración del contrato al hablar de un máximo de cinco años.

Esta incertidumbre tiene paralizados a muchos clubes modestos de la categoría al no poder cuantificar sus presupuestos, a la vez que es uno de los motivos por lo que otros clubes ven con bastantes reticencias este nuevo modelo. Cinco de los clubes que se han opuesto tienen a sus filiales jugarán en Primera RFEF: Real Madrid, Barcelona, Celta, Sevilla y Betis. Los otros dos son el Deportivo, que no tiene vendidos sus derechos a ningún operador, y el Racing de Ferrol, que los tiene con la televisión autonómica (TVG).

Comentar