Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

polideportivo

Italia se paraliza ante el coronavirus

  • El Juventus-Inter, a puerta cerrada, mientras que el voleibol y el motociclismo suspenden sus actividades

El Estadio Marcantonio Bentegodi se cerró el domingo por el aplazamiento del choque Verona-Cagliari. El Estadio Marcantonio Bentegodi se cerró el domingo por el aplazamiento del choque Verona-Cagliari.

El Estadio Marcantonio Bentegodi se cerró el domingo por el aplazamiento del choque Verona-Cagliari. / EMANUELE PENNACCHIO / efe

La emergencia por el coronavirus, que ya ha provocado siete muertos y más de 250 contagiados en los últimos días en Italia, ha alterado el normal desarrollo del deporte y envuelve el futuro de las competiciones en la incertidumbre, con el Gobierno y las autoridades competentes estudiando medidas para contener los peligros.

En un contexto de máxima alerta por la difusión en el país de esta enfermedad, la cúpula directiva del deporte italiano decidió, de acuerdo con el Gobierno, cancelar todos los eventos deportivos previstos en las norteñas regiones Lombardía, Piamonte y Véneto, las más afectadas. Otras federaciones, como las de motociclismo o voleibol, decidieron paralizar sus competiciones en todo el territorio hasta el 1 de marzo.

El presidente del Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI), Giovanni Malagó, explicó que conversa de forma constante con el Gobierno y reconoció que la situación es muy "complicada" desde muchos puntos de vista, no solo sanitario y deportivo sino también, obviamente, el económico. La Serie A, con cuatro partidos de la vigésima quinta jornada cancelados, la Federación de Voleibol y la de Motociclismo, con competiciones suspendidas hasta el 1 de marzo, están tomando medidas de máxima seguridad para limitar al mínimo el riesgo de contagios.

El Juventus-Inter, partido decisivo en la lucha por el título en la Serie A, se jugará el próximo domingo 1 de marzo a puerta cerrada. Las federaciones de voleibol o motociclismo decidieron paralizar completamente las competiciones, de momento, hasta el 1 de marzo, aunque todo hace indicar que la medida se extenderá más allá de esa fecha. Y la de baloncesto duda ahora.

En este contexto de incertidumbre mundial el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, admitió que "hay una gran preocupación, más si cabe con lo que ha pasado en Italia", pero se mostró seguro de que la familia olímpica no asumirá riesgo alguno: "Si vamos a los Juegos habrá el cien por cien de seguridad de que el coronavirus está controlado". "Si el COI ve peligro tomará las medidas que haya que tomar en el momento oportuno", aseguró Blanco, que recordó que en los Juegos de Río 2016, cuando se temía el efecto sobre los mismos del zika, ya se hizo "un seguimiento antes, durante y seis meses después de los Juegos a través de un instituto de investigación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios