Fútbol | División de Honor Juvenil El 26 de Febrero da su versión de los hechos

  • Fernando Muñoz, presidente del club malagueño, explica los sucesos ocurridos ante La Cañada

  • El árbitro reflejó en su acta que fue una "batalla campal"

Apoño, en su etapa en el Zaragoza. Apoño, en su etapa en el Zaragoza.

Apoño, en su etapa en el Zaragoza. / EFE

No son días fáciles para el 26 de Febrero, que se vio envuelto en una trifulca importante en el partido que tuvo el pasado fin de semana en tierras almerienses, donde rendía visita a La Cañada en un encuentro de División de Honor Juvenil. Tras los incidentes ocurridos, el colegiado del encuentro redactó el acta implicando a varios futbolistas del cuadro malagueño y situando como causante de todo al exfutbolista profesional Antonio Galdeano Benítez Apoño.

Este diario contactó con el presidente del club malagueño, Fernando Muñoz, que dio su versión de los hechos: "Las cosas no son como se cuentan en el acta. Es muy extraño que sólo aparezcan jugadores de nuestro equipo y nadie de ellos cuando allí había adultos contra niños. Además se contradice porque dice que pasó en la grada y fue en el campo, a la altura del córner. Tampoco refleja que la Policía se presentó allí. Miren si no tenemos miedo de que se sepa la verdad que hemos pedido que muestren las imágenes de las cámaras, pero resulta que casualmente están estropeadas. Ya me pasó algo parecido en La Cañada hace diez años con el Cadete Autonómico, cuando pegaron a un niño".

Explica Muñoz que ese campo permite el acceso directo de los espectadores a los vestuarios (sin ningún tipo de puertas que lo evitasen) y que hubo provocaciones continuas e insultos por parte de los seguidores locales. "Gitanos de mierda, palmilleros, os tendríais que morir todos", fueron algunas de las frases que reprodujo Fernando Muñoz a la hora de narrar los hechos.

También quiso destacar que Apoño no es directivo ni tiene cargo "federativo o interno" en el 26 de Febrero, aunque sí es alguien cercano al club y estuvo allí en calidad de aficionado. En el acta se le menciona como "dirigente". Muñoz se pregunta cómo es posible que el árbitro (que según la versión malagueña pasó tiempo en su caseta con un directivo local redactando el acta) identificase a Apoño "si estaba en la grada" y no tenía constancia alguna de su presencia ni datos personales.

En ningún momento se niega desde el 26 de Febrero que fuesen parte activa de la pelea, pero quieren destacar que simplemente se "defendieron". No iban a dejar que los matasen. Es que había hombres contra niños", sostiene Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios