baloncesto liga femenina 2

Alhaurín hace ruido

  • El Asisa debuta mañana en LF2, donde no había un equipo malagueño desde hace más de una década

  • Lograr la permanencia y estabilizarse en la categoría es el objetivo

Las jugadoras del Asisa Alhaurín de la Torre posan para 'Málaga Hoy' Las jugadoras del Asisa Alhaurín de la Torre posan para 'Málaga Hoy'

Las jugadoras del Asisa Alhaurín de la Torre posan para 'Málaga Hoy' / Javier Albiñana

Vive momentos de ebullición el deporte femenino en general, hay un interés creciente y una apuesta decidida de patrocinadores e instituciones. Tardío, pero bienvenido es. El baloncesto, el deporte con más mujeres federadas en este país, es un claro ejemplo. En Málaga, la irrupción del Unicaja ha cambiado diametralmente el panorama y a medio plazo debe ser un equipo de élite. Pero la cabeza de la canasta femenina malagueña, en la temporada 2018/19, es el Asisa Alhaurín de la Torre, que mañana comienza en Lanzarote una apasionante aventura en la categoría de plata del baloncesto español, la Liga Femenina 2.

Hacía 12 años que un equipo malagueño no jugaba en la segunda división nacional, fue el UMA. La experiencia no fue buena y llegó directamente el descenso. En Alhaurín hay intención de que el proyecto perdure. Se ha elaborado un presupuesto ajustado, cercano a los 80.000 euros. Se apuesta, pero con los pies en el suelo. Se han involucrado el Ayuntamiento y patrocinadores privados en el proyecto que lidera en los despachos el presidente, Juanpe Parra. El equipo consiguió de manera inesperada el ascenso la temporada pasada al ganar una liguilla final al Unicaja y al Adareva canario, gran favorito.

14 equipos militan en el Grupo B de Liga Femenina 2 y dos descienden

Y todo está preparado para el debut de mañana, que será en Lanzarote (19:30) ante el Magectias. En el Pabellón Blas Infante, casa del equipo, el entrenamiento comienza a las 21:30 horas, gran parte de las jugadoras trabajan y/o estudian, y dirige las operaciones el entrenador Francis Trujillo junto a Lorena Liñán, capitana del equipo y que también ejerce como preparadora física. Trujillo lleva 25 años en los banquillos, buena parte de ellos en el baloncesto femenino. "A alto nivel, sin ninguna duda, es el mejor momento del baloncesto femenino en Málaga que yo haya vivido. Es en general, vamos, estuve la pasada semana en la Copa del Mundo de Tenerife y coincide este ascenso con el mejor momento del baloncesto femenino español. Tenemos jugadoras en la WNBA, visibilidad, una selección que engancha... Yo seguía ya a finales de los 80 el baloncesto femenino en Málaga, cuando andaba Tokiauto ahí fuerte. Esto va a hacer que todo vaya hacia arriba. Es muy importante para nosotros tener aquí en Alhaurín un equipo de LF2, con apoyo del público e instituciones. Me ha sobrepasado, siendo sincero, la apuesta de la directiva, con Juanpe a la cabeza. Generalmente no suelo creerme ni la mitad de lo que me dicen, pero la apuesta es gigante la que se ha hecho. Alhaurín se vuelca", analiza Trujillo, que ve que esa idea de llevar alto el baloncesto femenino en Málaga se extiende: "También están ahí Unicaja, Estepona... Otros clubes están apostando y estoy seguro de que esto va a acabar muy pronto con un equipo malagueño en la élite, en la Liga DIA".

Ha cambiado media plantilla respecto a la que logró el ascenso. La exigencia de la categoría obliga. La Liga Femenina 2 la conforman 28 equipos, divididos en dos grupos de 14 por criterios geográficos. El Asisa está en el Grupo B. Descienden dos equipos y cuatro juegan la fase de ascenso. Se prolonga la temporada regular hasta el 13 de abril. El objetivo, no puede ser otro, la salvación. "Creo que es realizable. He visto a varios equipos en amistosos. Entiendo que hay cuatro o cinco equipos que se deben jugar con nosotros esa permanencia. Bajan los dos últimos. Calculamos que unas ocho victorias suelen dar la salvación. Murcia, Picken Claret, Magectias, Olimpico 64, Canoe ahora mismo si no ficha... Hay varios equipos que están en un nivel parecido y espero que podamos competir", explica Trujillo sobre los propósitos del equipo.

"Estoy muy contento con cómo ha quedado la plantilla. Es verdad que somos un equipo pequeño, pero eso ha sido una elección mía porque no encontraba jugadoras grandes que se pudieran adaptar a nuestro estilo. Apostamos por entonces Jasmine Lumpkin. Vamos a apostar por un estilo un poco diferente del que teníamos pensado, pero vamos a ser un equipo muy agresivo y creo que atractivo de ver", explica Trujillo sobre la confección de la plantilla, que tiene una media de edad de 25.4 años. Al técnico le ha tranquilizado la puesta en escena del equipo en el Trofeo Costa del Sol del pasado fin de semana. Se remontaron 27 puntos adversos al Unicaja en la semifinal y se compitió hasta el último momento con el RaCa granadino, equipo también de LF2, en la final. "Hasta el fin de semana previo al Costa del Sol llegábamos cortos y con dudas por mi parte, individuales y colectivas, pero nos ha servido para coger confianza", afirma Trujillo, que avisa de la dificultad del primer encuentro: "Vamos a una cancha muy difícil, me hablaron muy bien del entrenador y del equipo. Lograron mantenerse la temporada pasada en su primer año, la afición aprieta y es un campo complicado, con lo que conlleva ir a las islas, llegamos pocas horas antes del partido".

Francis Trujillo es consciente de que el poderío del Unicaja marcará el baloncesto femenino en la provincia en los próximos años, pero entiende que hay espacio para otros proyectos, como el del Asisa Alhaurín de la Torre: "Hay muchos luchadores que usamos nuestras armas y nuestras manos y aparece un luchador que utiliza armas desconocidas para los demás, más grandes y fuertes, con los medios de un club como el Unicaja. A medida que quieran dar pasos lo darán. En la medida de las posibilidades nuestro tope está muy lejos de una entidad como Unicaja a todos los niveles. Pero pensar en ellos es desgastarse. Vamos por dos autopistas diferentes, pero ahora mismo somos el equipo más importante provincia", razona Trujillo, que piensa que este boom será bueno para la jugadora malagueña, hasta ahora sin posibilidad de jugar a alto nivel en la provincia: "Sin duda, hará que tenga una buena salida. Nuestra idea inicial antes de fichar a Jasmine, Bea o Sara era que jugaran aquí Gema García y Patri Soler, malagueñas de alto nivel. Pusimos todo lo que pudimos, pero decidieron coger otro camino y fenomenal por ellas. Ahora estoy más que contento con lo que tengo y no cambiaría a mis jugadoras por nadie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios