Deportes

Aplazado el amistoso por la coincidencia con España

  • El error del Granada, que pospondrá el encuentro a octubre, modificó los planes del entrenador

La plantilla del Málaga vivió ayer una dantesca jornada. En un principio, estas líneas deberían estar resumiendo lo que aconteció en la 33 edición del Trofeo Granada. Sin embargo, un error de previsión del club nazarí impidió que se llevara a cabo, puesto que la normativa de la Federación, concretamente el artículo 317 de su reglamento, imposibilita la celebración de cualquier encuentro en territorio nacional que coincida con alguno de la selección española, tal y como sucedió anoche.

En un principio, se barajó la posibilidad de que se pudiera adelantar el encuentro a las 19:30, pero ambos clubes lo rechazaron por completo, sobre todo los granadinos, que consideraban que esa fórmula perjudicaba seriamente la afluencia de espectadores a las gradas por tratarse de un horario comercial. La entidad de Martiricos se puso a disposición de su homóloga, que ahora baraja el mes de octubre como escenario para el encuentro, en el que el Málaga seguirá siendo el invitado -la idea original era que fuera el Boavista, pero el cambio de fechas de su partido en la Copa portuguesa motivó que a última hora se llamase al conjunto de Antonio Tapia-.

La falta de previsión de los directivos granadinos trastocó los planes del entrenador malaguista, que tuvo que improvisar una sesión de entrenamientos a las 17:30 en La Rosaleda cuando inicialmente estaba previsto que únicamente se ejercitaran los lesionados.

Los filiales Tudela, Manu, David González y Orozco estuvieron presentes en la sesión vespertina. Por su parte, por una mera cuestión de precaución debido a una pequeña contractura muscular, Fernando se ejercitó al margen del grupo.

Esta tarde (17:00) el plantel se desplazará nuevamente hasta el Arroyo de la Miel para ejercitarse y así no perjudicar el césped de La Rosaleda ni sufrir los incordios del maltratado del anexo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios