baloncesto liga eba

La EBA sigue en pie

  • Cinco malagueños inician una nueva temporada esta tarde

  • Pese a la ampliación de la LEB Plata y la limitación de los americanos sigue siendo competitiva

Juanpe Jiménez, del CB Marbella, intenta capturar un rebote. Juanpe Jiménez, del CB Marbella, intenta capturar un rebote.

Juanpe Jiménez, del CB Marbella, intenta capturar un rebote. / cb marbella

Arranca una nueva Liga EBA. Construida desde unos nuevos cauces, pero que no pierde la competitividad que la viste. La ampliación de la LEB Plata provocó la fuga de algunos equipos potentes y la limitación de los americanos, dos por plantilla, ha abierto otras vías a los clubes que este fin de semana echan a andar. Una reconfiguración que no ha provocado un descenso de nivel significativo en una liga que recibe los efectos colaterales de que entre la ACB y la LEB Oro ya no exista ese tapón de cristal.

Repite formato un torneo dividido en cinco conferencias, de la A a la E. Los cinco equipos malagueños que entran en liza -se quedó en el camino el Medacbasket- pertenecen al Grupo D, que a su vez se subdivide en dos. En el A figuran el Coín, el Unicaja, el Novaschool y el Marbella. En el B, el Benahavís. Dos grupos de 10 conjuntos, donde competirán en una fase regular de ida y vuelta. Los cinco primeros pasarán a disputar una fase de ascenso y los últimos, de permanencia. Se arrastra el balance. En ese nuevo escenario, en la promoción los tres primeros acceden a una Final Four contra clubes del resto de España por un billete en LEB Plata. Los tres últimos del descenso, pierden la categoría.

Marbella, Coín, Unicaja, Novaschool y Benahavís forman el elenco de la provincia

A un paso, en lo deportivo, se quedó del escalón de bronce del baloncesto nacional el CB Marbella. No consiguió tampoco dar el brinco en los despachos y reanuda su objetivo en la pista. Salieron Hausmann y Maxwell, pero el proyecto dio un paso al frente. Knowles y Desrosiers rellenan su hueco en un equipo con más fondo de armario tras las incorporaciones de Pablo Imbroda, Nacho Trujillo y Bruno Diatta, los dos últimos formados en el Unicaja. Tomé también consiguió conservar al bloque nacional conformado por Ferruz, Ale Romero y Juanpe Jiménez, además de Pape Sow. "Lo que buscábamos era que fuera más largo que el año pasado y lo hemos conseguido, tenemos 12 jugadores. También que tuviera mayor energía física", comenta el técnico malagueño, que es consciente del listón: "Lo que hicimos es muy, muy difícil. Repetirlo es más difícil. Hay que tener paciencia y calma. Nuestro objetivo debe ser jugar bien, creo que va ligado a sumar victorias y estar arriba".

Otra escuadra de la provincia bien armada en este verano es la de Coín. Hubo cambio en la manija, donde llegó Pablo Bernabé. Da un paso al lado el mítico Juan Méndez, en labores de presidente. La llegada de Joaquín Bonhome -con partidos en la ACB en sus piernas y que descuelga las zapatillas-, del americano Kevin Koyle, de Miguel Molina y de Pablo Ibáñez evidencia la fuerte apuesta por parte del club. El techo está alto. "Cuando hablaron conmigo el objetivo era cambiar la dinámica de los últimos años de quedarse a las puertas de la fase de ascenso cuando hablamos de un equipo que hace cuatro años ascendió a LEB Plata. El objetivo es quedar lo más arriba posible, intentar pelear por esas cinco plazas", dice Bernabé, que reconoce que aún no llegan en estado óptimo al inicio de liga: "Contento, aunque no tenemos a todo el plantel disponible. Falta por llegar el juego interior. Tenemos pendiente el fichaje de un jugador senegalés. Es la guinda, además de Francis Robles. Se operó en mayo de la rodilla y está en proceso de recuperación. En diciembre vuelve. Tardaremos dos o tres semanas, estamos aún en periodo de pretemporada por la confección de la plantilla".

Novaschool ha conseguido retener al bloque que buen rendimiento le dio, compuesto por Tasio Vázquez, Berdugo y Álex Jackson. A ellos se une Pinazo, que regresa tras una experiencia en Estados Unidos. Además, han añadido piezas jóvenes como Pablo Fernández, que acabó su etapa junior en el Unicaja, o el base británico Jordan Walker. El objetivo está claro. "Lo más importante es mantener la categoría. Los equipos que estaban en la parte de abajo se han reforzado. Donde había un rival débil, ves un rival reforzado de categoría de Liga EBA. Básicamente, el equipo debe empezar a funcionar como tal. La pretemporada ha sido atípica porque los jugadores han llegado de manera progresiva y tanto Jackson como Jordan nos han condicionado. Debemos estar muy bien para competir contra cualquiera", explica Javi Florido, que cumplirá su segunda campaña en el banquillo del Añoreta.

Por último, el Unicaja, con un importante cambio generacional. Al frente, Germán Gabriel, que llegó para darle un impulso a Los Guindos. Con Morgan Stilma a caballo entre el primer equipo y el EBA, toman relevancia los Lucas Muñoz, Ale Scariolo, Ismael Tamba y Matheus Maciel. Ellos unidos a Javi Rodríguez y Jeffrey Godspower ya estuvieron a las órdenes de Casimiro en la pretemporada. Ahora afrontan su verdadera oportunidad. También Pablo Sánchez, una de las joyas por pulir. Complementan el plantel jugadores de primer año que llegan de un cadete talentoso. "Se nos quedan una serie de jugadores de segundo año de muy alto nivel de club y baloncesto en España", concede Gabriel, con un desafío importante entre manos.

En el Grupo D-B volverá a competir el Benahavís. Con Gilles Neyrat al volante quiere afianzarse en EBA. "La verdad que tenemos mucha ilusión, tenemos una plantilla de bastante nivel, creo que hemos acertado en los extranjeros, los americanos son bastantes buenos, que era un riesgo porque no habían jugado en España", razona Javi Merás, muy conocido en el baloncesto malagueño y que este curso regresa a Los Espartanos. "Podría llorar o tirar hacia abajo, lo mínimo es jugar la fase de ascenso y estar en el grupo de arriba", agrega de un equipo que se ha reforzado con los americanos Malik London y Jermaine Sanders, además del malí Mamadou Diakité, el nigeriano Dele Ogundokum y el jugador de la provincia Germi Cabrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios