Deportes

El Barça ya es milenario

  • Los azulgrana alcanzan su triunfo 1.000 en la ACB

El Barcelona se convirtió en el primer equipo en alcanzar las 1.000 victorias en ACB a costa del UCAM Murcia, que cayó con estrépito en el Palau (90-70) aguantando el tipo sólo los 13 primeros minutos de partido.

Los hombres de Diego Ocampo tenían un plan, y al Barça le costó entrar en el partido, por culpa del ritmo lento de los visitantes, que agotaban la posesión en cada jugada y que, encima, la acaban casi siempre con una canasta. Así, el UCAM mandó durante buena parte del primer cuarto (7-12), hasta que Huertas sustituyó a Satoransky en la dirección del equipo e imprimió un poco más de ritmo al juego azulgrana. Fueron un par de jugadas aisladas de Doellman y Thomas y un triple de Hezonja los que permitieron que el Barça invirtiera la tendencia al final del primer cuarto (17-15).

El UCAM aguantaría el tipo unos pocos minutos más, gracias a la efectividad de Antelo y la solvencia en la pintura de su jugador más determinante, el brasileño Lima, pero un triple de Abrines, que ya empezaba a calentar la muñeca, la irrupción de Tomic y los errores visitantes en el tiro permitieron al Barcelona abrir una primera brecha en el marcador (32-24), que aun se haría más grande con un triple de Doellman sobre la bocina justo antes de llegar al descanso (42-28).

Doellan seguiría en racha durante los primeros minutos de la reanudación. Y a él se le unirían hombre como Pleiss, Oleson y sobre todo Abrines, sensacional desde la línea de los 6,75 metros (6/7), para liderar un parcial de 14-0 al inicio del tercer cuarto y finiquitar el choque (56-28).

Ahí se acabó el partido. Los de Xavi Pascual cerraron la penúltima manga 28 puntos arriba (68-40) y el conjunto levantino, que echó en falta la aportación de Cabezas, castigado en el banco tras firmar un -10 de valoración en la primera mitad, bajó definitivamente los brazos. El último cuarto sirvió para que el UCAM Murcia maquillara sus estadísticas, y se llevará el último parcial, para que Abrines, figura emergente ante la ausencia del lesionado Navarro, redondeara su actuación, para que Hakanson anotase sus dos primeros puntos en la Liga Endesa y para que el Barça sellase su victoria 1.000 en la ACB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios