Deportes

Brahim escapa del tarro

  • El malagueño se reivindica con dos goles en la victoria del Madrid en el campo del Unionistas (1-3) en la Copa del Rey

Brahim celebra uno de sus goles en Salamanca. Brahim celebra uno de sus goles en Salamanca.

Brahim celebra uno de sus goles en Salamanca.

El malagueño Brahim Díaz está en un momento de inflexión en su carrera. Se cumplió un año de su fichaje por el Real Madrid en el mercado de invierno de 2019. Un tramo final de temporada pasada con participación no tuvo continuidad en esta, en parte por un par de lesiones en pretemporada y en el primer tramo de la campaña.

Brahim se reivindicó en Salamanca, en un partido de Copa del Rey que incomodó al Real Madrid. Zidane rotó, pero no puso al malagueño de titular. Le dio 40 minutos y su respuesta fue un doblete. Con 1-1, marcó con ayuda de un defensa el 1-2 al tirarse al suelo para rematar un centro de Marcelo que Vinicius no acertó a golpear. Ya en el descuento, después de que el Unionistas pusiera en serios aprietos al equipo blanco, Brahim marcó un golazo partiendo desde la banda derecha. Se marchó de dos rivales y se adentró en el área rival para batir al meta rival con un disparo raso ajustado al palo largo.

El malagueño ha tenido numerosas ofertas para salir cedido este invierno, pero repetidamente se ha negado porque confía en sus posibilidades de acabar convenciendo a Zidane para disponer de minutos. Getafe y Alavés son dos de los clubes que han trascendido que han pedido su cesión. Hay aún tiempo para concretar la cesión hasta que se cierre el mercado, pero de momento se tiene fe. Jugó en Salamanca casi el mismo tiempo del que había disfrutado toda la temporada en partido oficial. A expensas de cuál es el rival en octavos, puede tener otra eliminatoria próxima con minutos. No sólo fueron los goles, también su energía y su gran actividad.

"Estoy contento con lo que ha hecho Brahim. Nos ha dado el gol y la victoria. Como siempre digo, aquí están todos los jugadores y cuando juegan intentan hacerlo bien", dijo Zidane del malagueño, que firmó un contrato de larga duración con el Madrid después de sus temporadas en el Manchester City, al que llegó desde el Málaga. A sus 20 años necesita jugar para seguir desarrollándose. De fondo, aún tiene la posibilidad de engancharse a la sub 21 y, por qué no, si consigue regularidad y minutos, opositar a los Juegos Olímpicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios