Deportes

Otro Dean tras la lesión

  • Promedia en los últimos cuatro partidos 18,7 puntos con buenos porcentajes en el lanzamiento (100% en libres, 50% en tiros de dos y 42% en triples)

No estaba respondiendo a las expectativas en los primeros compases y le llegó una lesión, una rotura en el cuádriceps. Parece que ese parón le sirvió a Taquan Dean para resetear. Dos semanas fuera le han bastado para volver pareciendo otro jugador. Reapareció de manera testimonial en la dura derrota de San Sebastián y, desde entonces, hacia arriba. Cuatro partidos, saldados con tres victorias del Unicaja, y en todos ellos ha sido el máximo anotador del equipo. Su tope mínimo fueron los 16 puntos de Sevilla. El promedio es de 18,7 tantos en esos encuentros, con cifras más o menos regulares.

Muchos puntos con buenos porcentajes en el lanzamiento. Pleno en los tiros libres (14/14), 50% en lanzamientos de dos (8/16) y 42% en triples (15/35). La valoración no anda muy allá (13 de media), pero no es ésa la faceta en la que debe brillar Taquan Dean. Se le contrató con el rol de tirador y se explica con los 8,7 triples que ha lanzado por encuentro en esta racha de cuatro encuentros.

La frontera entre ser tachado de chupón y asumir la responsabilidad siempre es fina, pero parece que a Dean, al menos, no le tiembla el pulso a la hora de lanzar. Un botón es el partido contra el Efes Pilsen, en el que llegó a la prórroga con un triste 1/8 en los tiros desde más allá desde los 6,25 metros. En el tiempo extra anotó los dos que lanzó.

Otro cantar es el acierto, aunque Aíto ya lo advirtió en su comparecencia posterior a la victoria ante el CB Murcia: "Es un jugador de rachas y cuando la tiene positiva nos ayuda mucho. Si dentro de lo que puede aportar es esto, nos hace mucho bien que lo haga con regularidad". Falta por ver el tope real de Taquan Dean, aunque en estos cuatro partidos ha dejado claro que la perspectiva del equipo cambia si es capaz de mantener el acierto en el lanzamiento. Detentar una fuente constante en la anotación desde el perímetro abre también hueco para los interiores. Cuestión de equilibrio, cuestión de seguir acertado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios