Deportes

Demichelis levanta la voz

  • El argentino pone el dedo en la llaga del proyecto: "Sería una lástima y un pecado no seguir con él". "Me dolió que vendieran a Monreal en el cierre de pases; el próximo vendido será Isco".

No es costumbre que los futbolistas levanten la voz en una rueda de prensa. Pero Martín Demichelis lo hizo ayer. Habló sobre una denuncia que solía estar exclusivamente en boca de los aficionados y los medios de comunicación: la indefinición del proyecto. En un año lleno de turbulencias la mayoría de las veces silenciadas por recomendación de Manuel Pellegrini o por no enturbiar el devenir deportivo, el argentino dijo sus verdades del barquero. Con ellas ya se sabe lo que ocurre, provocan de todo menos indiferencia.

Suelen ser aburridas las conferencias que dispone el Málaga para sus jugadores entre semana. Ocurren antes del entrenamiento, alguno a veces parece no haberse despertado al cien por cien cuando habla. Pero Demichelis se expresó sin tapujos. En un repaso general, sus mensajes hacia la propiedad dejaron frases relevantes y sorprendentes. "Para mí es importante lo que pretenda hacer el Málaga de acá en adelante. Hay un poco de incertidumbre. Esperemos terminar en puestos de Champions y seguir avanzando en Champions. Seguramente esas dos cosas motiven un poco más a los propietarios porque aún parece que todavía lo que venimos haciendo les tiene un poco aislados", fue el anticipo del zaguero, que acaba contrato el próximo 30 de junio.

El blanquiazul no se termina de creer el cambio de rumbo en la política deportiva de la entidad: "sería una lástima para todos que el proyecto no siguiese. Para los aficionados y también para los jugadores, que en su día depositamos la confianza en el club a la hora de venir y vimos cómo se cambió en dos años de pasar a pelear por no descender a pelear por cosas importantes. Se demostró que somos capaces de generar una ilusión en la gente. Esa gente no querría vivir esto sólo un año y nosotros tampoco. Sería un pecado no poder seguir adelante. Con el Bayern era una obligación jugar la Champions, con el Málaga es un sueño hecho realidad. Lo disfrutamos y ojalá podamos seguir disfrutando. Sería un pecado que el Málaga no pretenda o no pueda seguir adelante con un proyecto que parecía demasiado importante".

A su juicio, una pista importante de lo que puede ocurrir en el futuro tiene un punto de origen en el traspaso de Monreal. "Si de parte del club consideran que el proyecto va a salir adelante, que vendan a Monreal el último día del cierre de pases a mí en lo personal me dolió. No significa que esté descontento con Antunes, que sorprendió a más de uno. Digo Monreal y podría haber sido cualquiera. En vez de pensar en seguir mejorando o manteniendo, ante cualquier posibilidad de vender se vendió", dijo Demichelis, que fue mucho más allá aún: "Considero que el próximo que va a ser vendido con brevedad o a corto plazo es Isco, porque es el que más posibilidades de venta tiene en este plantel. Ojalá que este grupo se mantenga, se refuerce y que las ideas de los propietarios sean que el Málaga no se desvanezca y siga creciendo".

Hay muchas cuestiones en el aire. La eliminatoria de Champions, la decisión del TAS al respecto del recurso del Málaga por la sanción de la UEFA, el puesto final en la Liga. Así que el argentino no espera ningún movimiento oficial hasta que llegue junio. "Ahora somos los principales responsables de hacer que sigamos en los puestos de Europa. Finalizada la temporada, los responsables de dar señales de vida y ver qué quieren hacer con este plantel o con este club van a ser los propietarios. Ojalá podamos pasar al Oporto y seguir demostrando que nosotros queremos seguir estando ahí arriba", indicó el jugador, quien ya mandó un mensaje en público a los dueños en la pasada gira por Venezuela. Tras un viaje desde Madrid a Barinas que duró más de 20 horas, en una escala previa en Caracas usó su perfil de Twitter para denunciar "la organización del viaje. Así se hace todo mucho más difícil. Hay que mejorar, por favor", escribió, justamente en una época en la que empezaban a acumularse retrasos en los salarios. Al llegar al hotel de concentración, explotó. "Estamos solos, SOLOS, el cuerpo técnico, jugadores y afición", subrayó en un tweet que posteriormente borraría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios