GOLF l Masters de Augusta

Furor en la vuelta de Tiger

  • El regreso del número uno revitaliza el mundo del golf y coloca todos los ojos sobre Augusta · Sergio García, Miguel Ángel Jiménez y Álvaro Quirós, las bazas españolas

El retorno de Tiger Woods al golf tras cinco meses de ausencia y escándalos monopoliza la atención en el Masters de Augusta, en el que el defensor del título, el argentino Ángel Cabrera, tratará de revalidar su histórica victoria de 2009.

El entusiasmo que ha despertado la vuelta del número uno del mundo a la competición tras el escándalo de infidelidad que lo marginó de los campos de golf queda evidenciado no sólo en las apuestas, donde sigue siendo el favorito a colocarse la chaqueta verde (4 a 1) por delante de Phil Mickelson, Padraig Harrington y Ernie Els, sino fundamentalmente por el valor del segundo de publicidad en televisión, que convertirá la edición del Masters en el evento de Grand Slam con mayor audiencia de los últimos 15 años.

Sin embargo, es un interrogante el estado de juego del número uno del mundo, quien justamente hace un año también retornaba a un major en Augusta tras superar una operación de rodilla que lo marginó del golf ocho meses y que le obligó a desertar de los dos últimos grandes de 2008 (British Open y PGA Championship).

"El Masters es el primer torneo que gané en 1997 y por eso quiero empezar mi temporada aquí", dijo Woods cuando anunció su regreso a la actividad. Su amplio conocimiento del manto verde y el buen trato del público fueron los dos aspectos que tuvo en cuenta a la hora de decidir dónde comenzar su nuevo ciclo.

Cabrera todavía disfruta del triunfo logrado en 2009. Camina por el club saludando al público con una extraordinaria sonrisa. En lo más íntimo, sabe lo difícil que es volver a repetir un triunfo como el de 2009. Y para muestra, sólo vale observar el historial del campeonato y notar que desde 1934, sólo Jack Nicklaus (1965-1966), Nick Faldo (1989-1990) y Woods (2001-2002) lograron ganar en años correlativos. Tal como sucediera en 2009 antes del primer Grand Slam, los resultados no acompañan a Cabrera en esta ocasión, pero eso parece ser positivo para el defensor del título, que prefiere que las miradas se desvíen hacia Woods, Els, Mickelson o algunos de los tres jugadores ingleses que ocupan los diez primeros lugares del ranking mundial (Lee Westwood, Ian Poulter y Paul Casey).

Al igual que en 2009, es el colombiano Camilo Villegas quien llega con los mejores antecedentes al Masters entre los jugadores latinoamericanos. Su puesto 12 en el ranking mundial es producto de un comienzo arrollador en el PGA Tour, con un tercer puesto en el Mundial Match Play, un sexto lugar en Phoenix y un triunfo hace muy poco en el Honda Classic.

España tendrá un representante menos que en 2009, ya que no jugará José María Olazábal, doble campeón en Augusta. Sí estarán el malagueño Miguel Ángel Jiménez, Sergio García y Álvaro Quirós. Para el Niño, el torneo se ha convertido en una especie de martirio, en donde sólo alcanzó dos top ten en 11 presentaciones. Sobre él siempre pesan las tres victorias de Severiano Ballesteros y las dos de Olazábal, además de la expectativa por saber cuándo será capaz de capturar por primera vez un major. Jiménez no sólo jugó 11 Masters, como García, sino que también terminó dos veces entre los diez primeros.

La lista de candidatos a quedarse con el Masters es larga e incluye a Els, a Retief Goosen y a Padraig Harrington. Y cómo no, a Tiger Woods, cuyo regreso ha puesto todas las miras en Augusta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios