Deportes

Iván firma hasta junio de 2013 y ve su cláusula aumentada a 6 millones

  • "Sigo en el equipo de mi tierra y cumplo así uno de mis sueños", declaró ayer el joven central

En los últimos años ver a un canterano debutar con éxito había sido sinónimo de problemas. Las posteriores negociaciones para hacerles un contrato profesional habían sido un fracaso en algunos casos. El de Popo es el más ilustrativo, pero también fue imposible retener a Kiko o Francis y costó mucho trabajo con Alcalá. Este año la tendencia ha cambiado. Fue fácil con Manu y Edu Ramos y ayer Iván, que firmó hasta junio de 2013 con el Málaga, hizo buena esa rutina.

El central blanquiazul había renovado automáticamente su contrato hasta 2011 hacía dos semanas, ya que había cumplido cinco encuentros en Primera División, una cláusula puesta para todos los integrantes del segundo equipo. Sin embargo, las intenciones del club pasaban por regular de mejor manera aún sus circunstancias. Estas intenciones cristalizaron ayer con una mejora muy cualitativa en todos los sentidos: en la duración de la vinculación, que se amplía por dos años más; en el sueldo del futbolista, que deja atrás el mínimo profesional para los jugadores del filial y el que imponía su contrato de debutante en Primera; y también la cláusula de rescisión, que se eleva hasta los seis millones de euros y le blinda ante cualquier posible interés de otros conjuntos por este incipiente valor de la cantera.

El zaguero torremolinense era muy feliz ayer y así lo hizo constar en las palabras que formuló a la web oficial del club, www.malagacf.com, tras estampar su firma y estrechar la mano del presidente, Fernando Sanz. "Estoy muy contento. Sigo en el equipo de mi tierra y cumplo así uno de mis sueños. Mi familia se encuentra también muy contenta y orgullosa", manifestó Iván.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios