Deportes

Un Málaga sin Europa

  • El TAS desestima la reclamación del club, que no podrá jugar la Europa League la próxima temporada. El veredicto apunta a los problemas con Hacienda como principal obstáculo.

Comentarios 11

No hubo perdón para el Málaga. La incógnita tardó siete días en desvelarse, lo mínimo estipulado, y el veredicto no fue favorable al club en un 11 de junio que pasará a la historia (negativa) del malaguismo. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rechazó la apelación realizada por el equipo y éste no jugará la próxima temporada en Europa, a pesar de haberlo logrado su clasificación por méritos deportivos. Fue una mañana agitada en torno al malaguismo, con la confirmación por parte del club de que el veredicto saldría durante la tarde de ayer. El nerviosismo fue creciendo hasta que, a las 14:40 horas, el propio Málaga hacía pública a través de su web la noticia con el desfavorable resultado.

La premura de la decisión trae consigo el hecho de que en el resultado no se incluya la argumentación de por qué ha sido desestimado su recurso, algo que se espera que hagan en las próximas fechas. Observando el documento del TAS, se puede llegar a la conclusión de que esto llega por los problemas con la Hacienda española. A la hora de analizar el proceso, el TAS especifica que el Comité de Control Financiero de la UEFA sancionó al equipo blanquiazul por sus deudas con otros clubes y respecto a los impuestos en España. Posteriormente, el TAS razona que, durante el proceso, el club andaluz regularizó su situación de deuda con los otros equipos, y por lo tanto dejaba sin efecto el segundo año de sanción adicional. Solucionado esto a ojos de ambas entidades, queda pensar que, por eliminación, los problemas con Hacienda son los que han condenado al club, a falta de que el propio organismo de arbitraje lo confirme.

De las tres partes en conflicto, la UEFA fue la última en expresar su opinión mediante un comunicado. Esta vez no hubo errores de traducción, pues la satisfacción del ente que preside Platini quedó muy patente tanto en castellano como en inglés. "La UEFA está encantada de que el TAS haya confirmado la decisión del Comité de Control Financiero de la UEFA, órgano de decisión en relación con la obligación de cumplir con las regulaciones del Fair Play financiero de la UEFA en el caso del Málaga. Por lo tanto, el club español está excluido de la Europa League 2013/14 y será reemplazado por el próximo equipo mejor clasificado en la Liga española, siempre que tenga licencia y cumpla todos los criterios de admisión. La multa al Málaga de 300.000 euros también ha sido confirmada", rezaba el comunicado publicado. Y es que el TAS no ha retirado ni la sanción deportiva ni la económica, lo que merma la capacidad del club a las puertas del mercado veraniego. El último clavo al que se podría agarrar el Málaga sería acudir al Tribunal de Justicia de Suiza, pero ello no devolvería la opción de jugar en Europa, además de presentarse como un proceso costoso e inadmisible por parte de la UEFA, por lo que las opciones de tirar por esa vía son prácticamente residuales.

El Málaga pierde la opción de competir en Europa por segundo año consecutivo, con las diferencias evidentes que supone el hacerlo en la Champions o en la Europa League. Éste es un torneo menos prestigioso, pero no por ello poco ilusionante para un club como el Málaga. Económicamente la distancia es mayor si cabe, pues en la temporada 2012/13, el cuadro blanquiazul ha percibido 22,6 millones por su trayectoria en Europa (a lo que sumar las cantidades por televisión). Para la presente temporada, por ejemplo, la UEFA estableció un máximo de 9,9 millones por equipo en la Europa League, por muy lejos que llegue. Una cantidad nada desdeñable, y más con la actual situación, pero muy inferior a lo que supone lucir en la Liga de Campeones. En cualquier caso, un palo para un club y una afición que había depositado todas sus esperanzas durante estos seis meses para obtener su recompensa. Europa deberá esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios