Deportes

Malaguismo por dos en Kaliningrado

  • Un partido curioso, con un gol malagueño y otro de un jugador del Málaga

  • Isco volvió a estar sensacional, como capo de España

  • Irrupción de En-Nesyri con un cabezazo tremendo

En el mismo partido de un Mundial marcaron un malaguista y un malagueño (también malaguista de corazón). Un dato histórico, sin duda. El debut de En-Nesyri en un Mundial le colocó en el escaparate.

Fue sólo un soberbio cabezazo a la escuadra en apenas 20 minutos sobre el césped. Pero seguramente la cotización del marroquí es mayor que los 1.8 millones de euros que le otorgaba la web especializada Transfermarkt el pasado 30 de mayo, cuando acababa la Liga. El marco de un Mundial es incomparable. El remate en un córnber entrando como un búfalo en el área y llevándose por delante al, quizá, mejor defensa central del mundo, Sergio Ramos, es algo que no se olvida. Aunque sólo sea en ese instante, optimizó sus brutales cualidades físicas. En Málaga ha fallado remates de cabeza impensables. El invisible De Gea tenía excusa para no parar ese obús. El difunto Manel Casanova dijo un día de En-Nesyri que tenía tres piernas por su tremendo remate de testa. Ayer, qué mejor escenario, se vio a lo que se refería. Fue la principal prestación del delantero, que también mostró esa cara atribulada que le impidió controlar un balón peligroso.

Qué decir de Isco, MVP de un partido del Mundial. Otra vez imperial, dueño del ataque de España. 128 toques de balón, 98 pases con un 91% de acierto, siete regates, cinco faltas recibidas, un gol, el primero en la Copa del Mundo. Como Juanito y Hierro, los otros jugadores de la provincia con experiencia en una Copa del Mundo, Isco marcó. Se asoció con Iniesta, de quien debe ser heredero. Ya se ha referido, Isco tiene la edad de Iniesta en Sudáfrica, la de la plenitud futbolística, ese periodo en el que coinciden el físico y la mente en el tope o cerca y que condiciona los partidos. La vertiente ofensiva tiene mejor pinta que la defensiva, hay pegada pero también fragilidad.

En-Nesyri acaba la participación en un Mundial, fugaz pero notoria. Isco llega a la fase final, en octavos de final. La siguiente cita es el próximo domingo, a las 16:00 horas, en el estadio Luzhniki de Moscú, el que el domingo 15 de julio acogerá la final del torneo. Parece difícil creer en que sea posible que España esté allí tras la debilidad defensiva exhibida hasta ahora. Pero si existe algo tangible para pensar en que es posible es el rendimiento de Isco, MVP de un partido del Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios