Karate

Damián Quintero se cuelga la plata mundial

  • El japonés Ryo Kuyuna logró el oro ante el karateca malagueño en la final de katas, en Madrid

  • "Al contrario que él, fui de menos a más", explica

Quintero ejecuta su kata durante la final en Madrid Quintero ejecuta su kata durante la final en Madrid

Quintero ejecuta su kata durante la final en Madrid / Víctor Lerena / Efe

No pudo ser. Damián Quintero se quedó a las puertas del oro tras caer en la final del Campeonato del Mundo de karate que se celebra esta semana en el WiZink Center de Madrid. El karateca malagueño cayó en la final con el japonés Ryo Kiyuna, uno de sus máximos rivales en los últimos años y actual número uno, por la decisión unánime de los jueces (5-0). Una plata que aun así no desluce y se suma al amplio palmarés del torremolinense.

Ambos contendientes llegaban a la cita cumpliendo con todos los pronósticos sin dar opción a ninguno de sus rivales. Era la reedición de la final de 2016, aquella en Linz (Austria), con los números uno y dos del mundo cara a acara. Quintero ejecutó el kata Chantanyara no kushanku, la misma que hizo campeona a Sandra Sánchez, mientras Kiyuna se decantó por el Anandai, pero los jueces se acabaron decantando por el japonés, con una gran condición física y una técnica finísima.

Se había impuesto Quintero este año en el Abierto de Dubái, pero esta vez cayó del otro lado la balanza. Continúa aun así con buena marcha el camino del malagueño para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde no sería extraño ver a estos dos contendientes luchando por el oro.

Se mostraba tranquilo Quintero tras la final. En palabras para Efe, el torremolinense analizaba el resultado y a su rival, el japonés Ryo Kiyuna, al que calificó de "mejor técnicamente" a la par que ensalzaba su regularidad. "Ryo como siempre, no baja su nivel. Espectacular, lo hace muy bien, él tiene sus armas, es mejor técnicamente", explicaba, mientras definía trayectorias distintas durante la ejecución: "Viéndolo, creo que él fue al contrario que yo, ha ido de más a menos".

"Me sentí bien, en general. Quizás un poquito más frío de lo habitual al arrancar, pero después me fui calmando durante el kata y me encontré muy bien. Fui de menos a más", añadió Quintero en su análisis. Tampoco cree que acusase la presión de competir en Madrid, sino al contrario: "He estado muy tranquilo de que haya sido aquí. Estuve muy arropado por el público".

Y sobre la posibilidad de que en los Juegos de Tokio 2020 se invierta el orden de las medallas, Quintero no duda. "¿Por qué no?", se preguntó. "El objetivo era llegar a los Juegos. Esperemos llegar ahí, lo primero, que aún queda mucho. Y después, obviamente, a intentar pelear la final en su casa", añadió.

El malagueño empezó esta semana con victoria sobre el mexicano Waldo Ramírez, número 85 del mundo, y al que ya se había medido recientemente en la Premier League de Tokio. En las siguientes rondas, Quintero dio cuenta por idéntico resultado (5-0) sobre el turco Ali Sofuoglu, el colombiano David Contreras y el francés Enzo Montarello. Un total de 25-0, sin ceder una bandera, hasta esa final en la que solo el número uno le pudo frenar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios