Deportes

Real Madrid y Atlético eligen el Bernabéu

  • La final se adelanta al viernes 17 de mayo para evitar su coincidencia con el Festival de Eurovisión, que también ofrecerá TVE

Habemus Copa: el Real Madrid, el Atlético y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) llegaron ayer a un acuerdo y la final de la Copa del Rey se celebrará el viernes 17 de mayo en el estadio Santiago Bernabéu tras varios días de discusiones y especulaciones. Finalmente, el club del Manzanares y la Federación impusieron su criterio, convenciendo al Real Madrid de que el partido debía disputarse en la capital de España.

El club blanco había expuesto anteriormente su preferencia por sacar la final de Madrid y propuso ciudades como Valencia o Sevilla, pero tuvo que ceder ante la insistencia de las otras dos partes. Si acaso, el Atlético desistió en su deseo inicial de disputar la final en su campo, el estadio Vicente Calderón, aludiendo a un lejano pacto verbal con el Real Madrid. Apenas bastó media hora para que se resolviera el cónclave celebrado en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sede de la RFEF.

En representación del Real Madrid acudió su director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño, mientras que por parte del Atlético asistió su gerente, Clemente Villaverde. Junto a ellos estuvo el secretario general de la RFEF, Jorge Pérez, entre otros cargos del organismo rector del fútbol español. "Lo lógico es que la final se dispute en Madrid y en el estadio al que mayor número de aficionados puedan asistir", explicó Pérez.

El dirigente federativo también defendió que se debe contemplar el Santiago Bernabéu como un estadio neutral. "Ese día es un campo neutral bajo el control de la RFEF, en el que el aforo está repartido a partes iguales entre las dos aficiones", insistió.

Además de decidirse la fecha, el lugar y la hora del partido, se acordaron diferentes aspectos organizativos, incluyendo las entradas disponibles para cada equipo, con 30.000 por bando. Además, se repartirán equitativamente los ingresos que recibe el anfitrión por albergar el choque.

Las dos partes informaron a la prensa de que la reunión se resolvió tan rápidamente al existir ya un acuerdo previo entre ambos clubes. Hace tiempo que las dos directivas enterraron el hacha de guerra y hoy ambos clubes mantienen unas excelentes relaciones institucionales.

El amplio aforo del Santiago Bernabéu, con casi 80.000 espectadores, fue "fundamental" para ser designado como sede, aseguró Butragueño.

Asimismo, se confirmó la ligera variación sobre la fecha de celebración del partido, que en principio estaba prevista para el sábado 18 de mayo. Televisión Española, con los derechos para transmitir el partido, rechazó la posibilidad de que se jugara ese día al coincidir con el Festival de la Canción de Eurovisión, programado por la cadena estatal. Dado que el domingo se debe disputar una jornada de Liga, la RFEF fijó el viernes 17.

El Atlético intentará repetir el éxito de 1992, cuando ganó la final de Copa en el Bernabéu al vencer al Madrid (0-2), mientras el equipo blanco tendrá la oportunidad de vengar aquel duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios