Balonmano

Un descanso merecido

  • El Rincón Fertilidad afronta el parón liguero líder de la Liga Guerreras Iberdrola y octavos de la Challenge Cup 

  • El club tiene un mes para recargar energía

Las jugadoras del Rincón Fertilidad celebran el pase. Las jugadoras del Rincón Fertilidad celebran el pase.

Las jugadoras del Rincón Fertilidad celebran el pase. / Raúl Romero (Rincón Fertilidad)

Los que conocen al Rincón Fertilidad por dentro, desde hace 24 años que comenzó su andadura, son conscientes de las dificultades por las que ha atravesado este club a lo largo de estas dos décadas y media. Un club humilde, que trabaja y saca el máximo partido a los escasos recursos que tiene acceso y que no se cansa de demostrar que la ilusión y el trabajo duro son el motor de cualquier éxito deportivo.

Líder en la Liga Guerreras Iberdrola y ondeando la bandera de Málaga y Andalucía en la Challenge Cup; pocos podrían imaginar un arranque de temporada tan bueno por parte de las malagueñas. El club volvía a afrontar una temporada con competición europea, algo que pasó factura en lo físico el pasado curso y que ha servido de aprendizaje en esta temporada. La plantilla que dirige Diego Carrasco ha afrontado un mes de noviembre sin descanso, con cinco partidos en 17 días. En estos encuentros, las malagueñas derrotaron en el campeonato liguero a equipos de la talla de Rocasa, Aula Valladolid y Porriño. Además, lograron eliminar al DHB Rotweiss Thun en la tercera ronda de la Challenge Cup.

La lectura que se puede hacer, ante estos datos, es que el Rincón Fertilidad se encuentra en el mejor momento de forma de su historia. Sin embargo, en el seno de la plantilla son conscientes de que aún queda mucho trabajo por hacer, para llegar al mes de mayo en el mejor estado posible. “La verdad que no imaginábamos esto, después de mucho trabajo y horas de entrenamiento es la compensación que tenemos”, confesó a pie de pista Diego Carrasco tras finalizar el partido en el pabellón El Limón. Respecto al parón liguero, el entrenador malagueño destacó: “Hay que recuperar a las lesionadas. Es importante recuperarnos después del desgaste que hemos tenido y volver con la fuerza necesaria para seguir luchando”.

Toda una declaración de intenciones por parte de Diego Carrasco, que está dispuesto a dar guerra en la zona alta de la liga y en Europa. Una pelea, la de la Liga Guerreras Iberdrola, que va a estar muy disputada. Del primer clasificado, el Rincón Fertilidad, al séptimo; el Granollers, sólo hay dos puntos de diferencia.

Este mes sin competición servirá para que las lesionadas Rocío Campigli y Nuria Andreu estén recuperadas. Por otro lado, Nazaret Calzado que estuvo más de 200 días lesionada, ya está de vuelta. El sábado jugó con el Málaga Norte, para ir cogiendo sensaciones, pero se espera su regreso con las panteras malagueñas a partir del 21 de diciembre. Las que tendrán menos descanso serán Sole López, Emma Boada, Isa Medeiros y Macarena Gandulfo que tienen compromisos con sus selecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios