Deportes

Sólo Francia retrasa lo inevitable

  • Tras sufrir durante una hora ante Bielorrusia, España necesita sólo un punto para sellar su pase al Mundial

España ya está virtualmente en el Mundial de Brasil. Sólo una debacle le alejaría de la cita del próximo mes de junio. Queda poner la guinda. El martes, ante Georgia y en casa, bastará con un empate para sellar definitivamente el billete y mandar a Francia a la repesca. Costó más de lo esperado, Bielorrusia planteó bien el partido, se encerró atrás y supo salir con peligro. Hizo daño a la contra y amenazó más de lo esperado a Valdés. La paciencia volvió a ser virtud española, que liquidó en la segunda mitad lo que debió encarrilar en la primera. Xavi sirvió de anestésico ante el dolor de cabeza en el que se convirtió Bielorrusia. Un cabezazo de Negredo tras medido centro de Ramos tranquilizó, aunque Kornilenko dio vidilla.

Los primeros 45 minutos, pasaron sin pena ni gloria para los españoles, que incluso permitieron demasiadas opciones ofensivas a su rival, que merodeó más de lo esperado la portería del ayer titular Víctor Valdés. La apuesta de Michu como nueve de referencia no estaba surtiendo el efecto esperado. El asturiano dispuso de la ocasión más clara pero no acertó ante el debutante Gutor. Pedro, Silva, Fabregas y Xavi buscaron filtrar algún pase que perforase el entramado defensivo bilerruso, pero el único que lo consiguió acabó en un mal pase atrás de Monreal. Atrás, España sufría. Incluso, el colegiado obvió un penalti de Piqué justo antes del descanso.

Salió Iniesta y Del Bosque apostó por jugar con tres defensas. Encontrar espacios era una urgencia mayor que tapar las contras rivales. Posesión esteril y cabezazos contra un muro. Hasta que Xavi pescó un balón a botepronto y dejó a España a las puertas de Brasil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios