Deportes

Terremoto mediático: 48 horas de locura

Regino Hernández, en el podio de PyeongChang. Regino Hernández, en el podio de PyeongChang.

Regino Hernández, en el podio de PyeongChang. / efe

El triunfo es lo que tiene. Pasas deun cierto anonimato a estar en el ojo del huracán. Todos quieren capturar tus gestos, tus risas, tus lágrimas de alegría. Todos quieren la primera frase, la declaración de un personaje que ya no es cualquiera, que ahora es medallista olímpico. El terremoto mediático ha sido tremendo. 26 años de sequía en unos Juegos de Invierno han convertido a Regino Hernández en el hombre de moda. Gente que apenas podría deletrear PyeongChang quiere saber más... ¿Quién es este deportista? ¿Dónde se metía? ¿Cómo lo hizo? 48 horas de infarto desde que obtuvo la presea. Entrevistas, mensajes de felicitación, menciones en las redes sociales. Tendencia en el mundo entero con epicentro en España.

De Mijas para el resto del planeta y lo que queda todavía. No sabe cuándo regresará a Málaga. Es imposible saberlo con exactitud porque ahora se activa el protocolo oficial. Quedan actos a los que acudir, fotos oficiales, recpeciones. Por lo pronto, para mañana está previsto que aterrice en Madrid. Una vez en la capital tocará definir su agenda inmediata. A Regino, digno heredero de los Fernández Ochoa, le toca saborear la fama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios