unicaja

La doble cita desde el prisma del mito

  • Garbajosa reconoce que "no es una semana normal" para él y dice de su ex equipo que es "el Unicaja más de Aíto de los tres que ha tenido desde que llegó a Málaga"

Doble enfrentamiento con el Real Madrid de Ettore Messina para perfilar el futuro europeo camino al Top 16 y las opciones de regresar a la Copa del Rey tras una año de ausencia. Una buena oportunidad para charlar con el mito, Jorge Garbajosa Chaparro, sobre la doble cita con su ex equipo y sobre sus recuerdos y expectativas.

Garbajosa atiende la llamada de Málaga Hoy mientras es tratado por los fisios del Real Madrid después de acabar un entrenamiento. Una uña del pie le trae por la calle de la amargura y durante la conversación se ve obligado a colgar por el dolor que le causa al ser tratado. Pero retoma pronto la conversación. Hablar de Málaga, del Unicaja le resulta agradable. "Evidentemente no es una semana normal para mí. Es especial porque me voy a enfrentar dos veces en muy pocos días a un equipo al que tengo mucho cariño y eso no suele pasar. Unicaja significa mucho en mi vida, en mi carrera y jugar contra ellos, sobre todo ir a jugar al Carpena, supone algo especial para mí", reconoce.

El de Torrejón sigue muy ligado a la ciudad que le encumbró entre 2004 y 2006. Tiene una casa que visita cada vez que el calendario la da un respiro. Y no pierde las buenas costumbres: "Intento bajar cuando tengo varios días seguidos de descanso, en vacaciones y demás. Cuando voy sigo yendo a mis sitios habituales, al Pimpi Florida, en El Palo, por ejemplo. Málaga es mi segunda casa".

Desde la distancia, primero en Toronto, después en Moscú y ahora en Madrid, ha visto cómo el Unicaja del título de Liga se ha ido descomponiendo poco a poco. Sólo quedan Berni Rodríguez, con el que mantiene una gran amistad, y el ahora director deportivo Manolo Rubia, del que dice que "está perfectamente capacitado para asumir el cargo" y al que no duda en halagar: "Poca gente sabe tanto de baloncesto como él". Pero queda esa admiración casi mitómana con la que la afición malagueña recuerda al MVP de aquella Copa del Rey y aquel título de Liga. Y él lo agradece: "Me siento querido y no puedo hacer otra cosa que devolver cada vez que puedo ese cariño que me llega. Siempre se portaron muy bien conmigo y siempre les estaré agradecido".

La conversación se desvía hacia el presente, hacia el doble duelo de esta semana, hacia el Unicaja de Aíto, hacia el Madrid de Messina. De su ex equipo halaga "a un gran jugador como McIntyre", del que dice que "va a ayudar muchísimo cuando vuelva" y con el que el Unicaja irá "creciendo y haciéndose más sólido", y considera que éste "es el equipo más de Aíto de los tres que ha tenido desde que llegó a Málaga". "Se adecua mejor a su filosofía y creo que lo van a hacer muy bien conforme avance la temporada", añade. Su equipo comparece en Málaga tras ganar al Olympiacos y perder en Las Palmas. ¿Es irregular este Real Madrid? "Un poco sí, pero es que es muy difícil compaginarlo todo. Jugar un jueves contra uno de los mejores equipos de Europa y viajar después a Canarias para medirte a un equipo que es muy peligroso en su pista... No quiere decir que estemos contentos con que esto pase, pero son situaciones que hay que tener en cuenta", explica.

Dice que trabajan en solucionarlo pero inmediatamente sale a la palestra la urgencia con la que hay que convivir en una entidad como la madridista: "En este club sabemos que la paciencia es muy limitada, en cuanto al entorno, en cuanto a la prensa que rodea al equipo... En cualquier otro sitio puedes hacer un proyecto a medio plazo. Aquí el pasado mañana no existe, sólo existe el hoy y, como mucho, el mañana por la mañana".

Difícil tarea la que tiene entre manos el reputado Ettore Messina. Garbajosa le conoce bien. Estuvo a sus órdenes en Treviso antes de fichar por el Unicaja, "un entrenador super-exigente, uno de los mejores entrenadores de Europa". Suya es la misión de devolver al baloncesto madridista al estatus de antaño. El Unicaja se cruza esta semana en el camino de ambos y, sean cuáles sean los resultado, Garbajosa tiene claro sus planes para después del choque del Carpena: "Intentaré ir a cenar con Berni, tengo ganas de verle y disfrutar de un momento con un buen amigo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios