fútbol segunda división b

El filial no levanta cabeza

  • De nueva cae derrotado y suma su séptimo encuentro en blanco seguido

Juande, cabizbajo tras la derrota del equipo ante el Cartagena. Juande, cabizbajo tras la derrota del equipo ante el Cartagena.

Juande, cabizbajo tras la derrota del equipo ante el Cartagena. / marilú báez

No hay lectura positiva de un Atlético Malagueño que sumó su séptima derrota consecutiva tras siete jornadas ligueras. Quinta seguida sin ver puerta del cuadro blanquiazul. El Cartagena se llevó los tres puntos de la Federación a poco que apretó en los instantes finales del choque. Quedó en espejismo la mejoría defensiva que mostraron los locales. Pero los últimos minutos están siendo criminales para los pupilos de Dely Valdés.

Se ha asentado en el once Samu Casado. Karamoko y Antoñín saltaban ayer de inicio, pero no cambió mucho a nivel ofensivo el filial. Si bien es cierto que gozó quizá de un par de acciones de gol -las más claras en lo que va de temporada-, que pudieron cambiarlo todo. Pero todo está de espaldas. Juan Cruz, que saltaba en el segundo tiempo, tuvo una doble ocasión clarísima ante Mario, que el meta albinegro desbarató.

Fue entrando el encuentro en la recta final, ese momento donde los nervios más florecen en los blanquiazules. Se han escapado muchos puntos en el último cuarto de hora de partido en lo que va de temporada y ayer repitió tendencia. Elady atrapó un balón en la frontal que aprovechó para batir a Samu Casado con un remate potente y ajustado al palo. Con el filial noqueado, Moyita mató a la contra. El Malagueño se ahoga en el farolillo rojo de bronce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios