Deportes

Un gol para recuperar el cariño

  • La galopada de Bale en Anoeta puede ayudar al galés a apaciguar el ánimo de la grada del Santiago Bernabéu en su contra

  • Una velocidad punta de 35 km/h y una gran definición

Carvajal realiza un gesto con el dedo durante un momento del acto en el que se hizo oficial su renovación hasta 2022.

Carvajal realiza un gesto con el dedo durante un momento del acto en el que se hizo oficial su renovación hasta 2022. / fernando alvarado / efe

Gareth Bale encontró un respiro en Anoeta al marcar un gol de esos que recorren todo el mundo por su belleza. ¿Pero es suficiente para recuperar el aprecio perdido por la hinchada del Real Madrid?

Fue uno de esos tantos por los que Bale será recordado. El otro, más trascendente, tuvo lugar en una final de Copa contra el Barcelona en Mestalla. El domingo, en Anoeta, hubo un balón en largo de Isco para la carrera del galés, que recorrió más de 70 metros para superar al guardameta argentino Gerónimo Rulli con un sutil remate elevado. Primero puso fuerza y luego delicadeza. Primero fue el atleta y luego el futbolista.

No es sencillo definir de esa manera después de una galopada en la que alcanzó una velocidad punta de 35 kilómetros por hora, pero el futbolista del Real Madrid lo hizo para confirmar que todavía tiene algo diferente, algo por lo que su club pagó unos 100 millones de euros al Tottenham en 2014.

El gol ante la Real Sociedad está dando la vuelta al planeta a través de las televisiones y redes de todo el mundo, y es con lo que se quedará la mayor parte de los hinchas de fútbol. Más detalladamente, en realidad fue todo lo que dejó el galés a su paso por Anoeta.

Sin duda, la acción ayudará a mitigar el ruido externo. Fue un tanto notablemente más llamativo que la precisa asistencia que le dio a Cristiano Ronaldo el miércoles ante el Apoel de Nicosia y que no impidió que recibiera silbidos de su propia hinchada cuando posteriormente fue sustituido.

Nadie oculta que el futbolista británico está pasando por momentos difíciles. Así lo sugirió su propio entrenador, Zinedine Zidane, cuando declaró tras el partido en Anoeta: "Necesitaba marcar de esta manera, con una carrera de 70 metros y una definición tan buena".

Pero el entrenador francés sabe que no es suficiente para un futbolista con precio y sueldo de megaestrella. "Poco a poco vamos a encontrar a Gareth. Sé que lo puede hacer mucho mejor", añadió en su análisis sobre el jugador después del partido.

Mañana, con el Betis enfrente, el Real Madrid ya podrá contar con Cristiano Ronaldo después de que el portugués cumpliera la sanción que lo tuvo fuera cuatro partidos de Liga. Tiene un puesto asegurado y alguien tendrá que salir de la alineación.

El conjunto blanco recibirá al Betis en el Santiago Bernabéu, el escenario más hostil en estos momentos para Bale. Zidane tendrá que decidir si sigue manteniendo su confianza en la progresión del galés, si bien el tanto de Anoeta le otorga a entrenador y delantero una especie de tregua que puede ser beneficiosa para ambos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios