tenis wimbledon

La invitación de Wimbledon, a punto

  • Alejandro Davidovich espera la confirmación oficial del torneo para disputar la fase previa del 'Grand Slam'

Alejandro Davidovich. Alejandro Davidovich.

Alejandro Davidovich. / m. h.

Es una temporada especial para Alejandro Davidovich, su primera en el universo ATP. El malagueño combina Futures y Challenger para ir aupándose en el ránking, donde marcha en el puesto 393, el mejor de su carrera. Pese a ello, no está siendo hasta el momento una gran campaña en cuanto a resultados, sí en nivel de juego. En esa maraña de partidos conquistó su primer Futures en la localidad portuguesa de Quinta do Lago.

El de La Cala del Moral experimenta desde principios de febrero un aprendizaje profundo. Derrotas que sirvieron para madurar y triunfos -buen ejemplo es el que le infringió al talentoso Álex de Miñaur- para confiar en sus posibilidades. También a nivel de experiencias, donde consiguió hacerse un hueco en la previa del Mutua Open de Madrid, lo que supuso su estreno en un Master 1000. También volvió a acudir al Conde de Godó, donde se le resistió de nuevo el cuadro final. Son premios -en forma de wild cards- que el circuito le ofrece tras el sobresaliente curso de 2017.

El último está próximo a llegar. A Davidovich le falta la confirmación oficial de una invitación que le permitiría disputar la fase previa de Wimbledon, el que sería su estreno en un Grand Slam. El título en el torneo junior el julio pasado le hace valedor de uno de esos billetes que se reserva la organización, que hará público los nombres de los agraciados el próximo 20 de junio. La clasificación comenzaría a disputarse cuatro días después sobre la hierba británica. De confirmarse, el tenista malagueño deberá superar dos escalones para meterse entre los mejores 128 jugadores.

Davidovich afronta con mucha ilusión un hecho que está cerca de ver la realidad. El título en el All England Lawn Tennis and Croquet Club le dejó grandes anécdotas como jugar en la fastuosa central inglesa, así como poder entrenar con jugadores del calibre de Dominic Thiem, vigente subcampeón de Roland Garros y uno de los jugadores más pujantes del circuito. También su gusto por la hierba, que se convirtió en su superficie fetiche.

Tal es el convencimiento en el equipo de trabajo del malagueño, que ya tienen atada la participación en un torneo previo a Wimbledon, para facilitar su adaptación al nuevo terreno tras venir de jugar con asiduidad en tierra batida. Será el Challenger Fuzion 100 Ilkley Trophy, celebrado al norte de Gran Bretaña. Antes, Davidovich inicia hoy en Caltanissetta un nuevo Challenger, donde en primera ronda se mide al veterano Paolo Lorenzi. El italiano, raqueta 74 del mundo, es el cabeza de serie del torneo tras ganar las dos últimas ediciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios