Málaga c. f.

"¿Los penaltis? No hay método, tengo suerte..."

  • En su presentación como blanquiazul, Roberto Santamaría bromea con las penas máximas, en las que tiene una estadística de siete de once lanzamientos parados

Hablar de penaltis en Málaga rescata la memoria del 20 de marzo de 2003, la noche en que el Boavista fundió la nube europea de los blanquiazules. Un 4-1 desde los once metros dejó al equipo de Joaquín Peiró sin semifinales de la UEFA. El villano entonces fue Ricardo. El luso fue ofrecido hace unas semanas al Las Palmas para suplir la baja de Roberto Santamaría, ayer presentado en La Rosaleda con su fama bien ganada de parapenaltis. "Es un poco de suerte y esperemos que aquí, si se dan las circunstancias y me toca jugar algún día, se repita también. ¿Que he parado siete de once? Tengo suerte, nadie tiene un método para parar los penaltis. Es cuestión de rachas o de suerte", arguyó el navarro.

Con el mero hecho de dejar de ser noticia por cuestiones extradeportivas, el decimocuarto fichaje de la temporada ya era feliz. "Para todo futbolista esta situación es complicada. Tenía muchas ganas de venir. Me habían hablado muy bien del sitio, sobre todo mi tío, que estuvo aquí. Venir al Málaga supone un salto para intentar jugar en Primera y se lo agradezco también al club", explicó Santamaría, que quiere dejar atrás el convulso verano vivido en Las Palmas dando las gracias a a los amarillos por dejarle salir: "Mi mujer no se había adaptado bien allí y le agradezco al presidente de Las Palmas que, por la buena relación entre clubes, me haya dejado venir aquí. Es un problema personal, no deportivo. Todo el mundo cuando tiene un problema personal lo dice y se comenta. Y si el presidente de Las Palmas no hubiese visto que eso es verdad, no me hubiese dejado salir. Él ha entendido la situación, que es complicada".

Hubo confusión en algunos mentideros acerca de la inscripción del arquero en la Liga de Fútbol Profesional, puesto que esta no aparecía como tal en la documentación oficial. Pero no hubo ningún problema, ya que Roberto Santamaría ha sido inscrito con ficha amateur para no ocupar ninguna del primer equipo. Además, le ha robado el dorsal a Manu, el 25, un número habitual de porteros, y éste se ha quedado con el 4de Pere Martí. Con ese dorsal y con respeto a los actuales ocupantes de la portería, el ex del Las Palmas quiere tener su oportunidad de ser titular con el Málaga: "Vengo con ganas y con ilusión de este reto. Vengo a intentar aprender de Munúa y de Arnau, que tienen mucha experiencia, y, sobre todo, intentar coger el ritmo de entrenamientos y tirar para adelante. Ellos son dos muy buenos porteros y va a estar caro entrar en la convocatoria. Me viene bien que haya parón para coger el ritmo. Ya tengo la mente puesta en el partido del Depor".

Santamaría ya es un malaguista más. "Vine aquí con la radio puesta, porque me venía de camino. Estoy contento con el resultado. Ganar 3-0 al Atlético en casa es un paso muy importante. Eso le va a dar moral al equipo. Hay que tener mucha tranquilidad, como le he oído a los compañeros", contó el pamplonica, que espera ponerse a tono lo más pronto posible: "Entrar en solitario es diferente. Hoy [por ayer] he empezado con Paco [Ruiz] a trabajar puerta y estoy a gusto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios