Deportes

Los triatletas tomaron Málaga

  • Samer Ali-Saad se impone a los malagueños Rodríguez y Ruzafa en la prueba estrella sobre la distancia olímpica 1.200 participantes y miles de seguidores los contemplaron

Málaga fue tomada ayer por los triatletas. 1.200 compitieron en el IV Triatlón de Málaga. Un deporte pujante y creciente que encuentra en la capital de la Costa del Sol uno de sus puntos cardinales. Muchos participantes y mucho público en la playa de la Misericordia, donde se concentró la acción de la prueba. Tres distancias (olímpica, sprint y supersprint) corridas sucesivamentes desde las 15:30 horas hasta que ya cuando anochecía entraban en la meta los últimos participantes en supersprint.

La prueba estrella fue la olímpica masculina, con hombres de mucho nivel. Se impuso el sevillano Samer Ali-Saad, que tras casi dos horas de competición (1.5 kilómetros de nado, 40 de bicicleta y 10 de carrera a pie) se impuso al sprint a los malagueños Germán Rodríguez y Rubén Ruzafa, que hizo un buen test para el Mundial Xterra de Hawaii. Rocío Mola, en categoría femenina, se impuso con bastante autoridad, casi seis minutos de ventaja sobre su primera perseguidora.

En sprint masculino, curioso desenlace. Ignacio González García se impuso a Ignacio González Franco. El hijo se impuso al padre por un minuto de diferencia. Marina Castro fue la reina de esta distancia. Y en supersprint, Alberto González y Ana María Rodríguez cerraron el círculo de un triatlón cada vez más consolidado en el calendario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios