Primera División

Al UMA Antequera se le escapa otra victoria (3-3)

  • Los de Moli no atinan a cerrar el partido y firman otro empate en casa

  • Suman cinco partidos sin triunfos

Miguel Conde trata de retener el balón. Miguel Conde trata de retener el balón.

Miguel Conde trata de retener el balón. / CD UMA ANTEQUERA

Ponerle el broche a los partidos sigue siendo la asignatura pendiente del BeSoccer UMA Antequera. Tampoco consiguió hacerlo ante el Osasuna Magna, que se vio 3-1 en contra, pero empujó para llevarse el 3-3. Los de Moli ya acumulan cinco jornadas sin ganar, aunque no caen en descenso.

Comenzaron de dulce los de La Ciudad de Los Dólmenes. Habían transcurrido 120 segundos y Miguel Conde ya había perforado la red navarra. Miguel Fernández la dejó de cara y el 5 verde la empaló con potencia. Poco pudo hacer Edu para evitar ese 1-0.

No se amilanó el Osasuna Magna con esta primera cicatriz. Los de Arregui enhebraron varias jugadas que merecieron poner la tablas. Primero lo evitó Cone que realizó una gran parada a disparo de Bynho. Luego el palo. Se topó con la madera el internacional Rafa Usín, que buscaba equilibrar una contienda que había subido varias marchas en intensidad tras los compases iniciales.

Los malagueños se sacudieron el empuje visitante de la mejor forma. Conde volvería a encontrar premio. Un tanto de bella factura para uno de los hombres fuertes para Moli. Un 2-0 esperanzador para los locales, que necesitan sumar en casa para abrir un trecho con la zona roja de la clasificación.

Lo siguió intentando el equipo pamplonica. El ala brasileño batiría al portero coíno y comprimiría al luminoso, lo que pondría en alerta al UMA Antequera, que volverá a gozar de una oportunidad a segundos de enfilar el camino de vestuarios en la figura de Víctor Arévalo.

A la vuelta, antes de celebrar al Argüelles se le escapó un suspiro. Nueva parada de Cone, que precedería al tercero. Gran pase de Nano para Arévalo, que la pondría al segundo palo donde la embaucaría Nando, que ponía el 3-1.

Sin red, el Osasuna Magna se volcaría. Los de Moli usarían las faltas para frenar las acometidas navarras y en una de esas Dani Ramos sería expulsado. Arregui pondría el portero-jugador buscando comprimir el marcador. Eric Martel se encontraría con el palo. No tardarían en encontrar réditos. Lo que era medicina, luego mataba. Balón al segundo palo que metía Dani Saldise. No aguantarían los malagueños el empuje del Osasuna. Rafa Usín daría muestras de su calidad y pondría las tablas con un gran tanto. La tuvo Miguel Fernández a puerta vacía al final, pero no acertó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios