Resultados del primer trimestre de 2020 Airtificial vuelve a los beneficios un año después gracias a las desinversiones

  • La compañía gana 178.000 euros en el primer trimestre, factura 23,3 millones de euros, un 12% más que en el mismo periodo del año pasado, y espera implantarse este año en India

  • Prevé que la crisis del Covid-19 le reste un 10% de sus ingresos este año y negocia un aplazamiento de su deuda con la banca y las administraciones

Cápsula del tren supersónico en el que participa Airtificial. Cápsula del tren supersónico en el que participa Airtificial.

Cápsula del tren supersónico en el que participa Airtificial. / M. G.

Airtificial, la empresa surgida de la fusión entre Carbures e Inypsa, vuelve a los beneficio. En el primer trimestre de 2020, ganó 178.000 euros, nueve veces más en el mismo periodo del año pasado, la última vez que dio beneficios. Los números negros son consecuencia del plan de desinversiones que está acometiendo la compañía, a pesar de que ha dotado una provisión de 1,4 millones por gastos de reestructuración, según ha informado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos extraordinarios elevan la facturación hasta los 23,3 millones de euros, un 12 % más que en el mismo periodo del año pasado. El resultado bruto de explotación (Ebitda) también es positivo, ya que se situó en 508.000 euros, un 34% más que en el arranque de 2019.  

La compañía destaca "el excelente comportamiento" de la unidad de Intelligent Robots, que finaliza el primer trimestre con unos ingresos de 11,6 millones de euros. Esta cifra supone el 50% de la facturación total del grupo. El Ebitda también es positivo y asciende a 1,5 millones de euros. Estos resultados se deben al buen ritmo de contratación, según la empresa. Entre los hitos alcanzados, destaca la venta de "Líneas de Ensamblaje y Test para dual pinion, un producto que experimenta un significativo crecimiento en el sector de la automoción".

También ha logrado un contrato con un proveedor de primer nivel japonés de la industria de la automoción por un importe de 720.000 euros, para la fabricación de tres estaciones nuevas y dos actualizaciones tecnológicas para sus plantas de México y USA. En cuanto a su ámbito geográfico, este año se producirá la apertura de actividad en India, país en el que se tienen depositadas grandes expectativas de negocio para los próximos años.

La división Aerospace & Defense ha facturado 5,9 millones de euros, pero el Ebitda ha sido negativo (-0,7 millones de euros). La compañía destaca la entrega de 10.129 unidades en el área de fabricación de Composite y la primera pieza suministrada a la compañía PAL-V. Además, en el área de I+D participará con el proyecto “Rossi” con un presupuesto de 1 millón de euros. Consiste en el "diseño y la fabricación de un banco de pruebas de nueva generación, automatizado y robotizado", que simulará el comportamiento de los pilotos.

Sin embargo, la crisis derivada del Covid-19 va a penalizar la actividad por "la reducción de pedidos de sus clientes del sector aeronáutico obligando a la toma de medidas estructurales que permitan asegurar la viabilidad de la misma".

La tercera pata del negocio de Airtificial es la división de Infraestructuras, que obtuvo unos ingresos de 5,9 millones de euros y un Ebitda de 1 millón de euros. La compañía destaca la adjudicación en consorcio con un socio local de un contrato de aguas en Colombia. Además, se ha desinvertido en dos proyectos de eficiencia energética y en Pypsa, la filial mexicana de oil&gas, que "permitió alcanzar una reducción relevante del pasivo del grupo".

Impacto del coronavirus

La compañía inició el pasado mes de junio una nueva etapa marcada por la salida de Rafael Contreras de la Presidencia, y el nombramiento de Rafael Suñol como nuevo presidente y de Enrique Sanz como consejero director general. El nuevo equipo directivo ultima la ampliación de capital de 19 millones de euros aprobada por la junta de accionistas el pasado mes de junio. 

La crisis del coronavirus tendrá un impacto relevante en el negocio de este año. La empresa prevé que le reste el 10% de los ingresos presupuestados en 2020, según ha indicado a la CNMV. El impacto más significativo será en la división aeroespacial, por el cierre de todas las plantas durante la paralización de todas las actividades no esenciales, y la caída de la actividad de sus clientes, especialmente Airbus.

La división de infraestructuras también sufre retrasos "en la mayoría de los países donde está presente". Mientras que el área de robótica "no sufrirá impactos relevantes en su capacidad de generación de ingresos aunque sí tendrá afectación en sus flujos de caja".

Esta situación ha llevado a Airtificial a negociar la refinanciación y aplazamiento de su deuda tanto con administraciones públicas como entidades financieras. Además, se han presentado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en varias sociedades del grupo y "se ha producido una adecuación de la capacidad productiva y de la estructura corporativa acorde al nuevo entorno".

La compañía presentó el pasado mes de febrero unos resultados que arrojan unas pérdidas de 34,7 millones de euros en 2019, su primer año fiscal completo tras la fusión entre Carbures e Inypsa, a finales de 2018. La empresa achacó los números rojos “a la dotación de provisiones extraordinarias durante el ejercicio”, en clara referencia al ejercicio de realidad que realizó en el primer semestre, cuando provisionó 25 millones por el ajuste del valor en libros de varios activos, y reservó otros 3,2 millones por el impacto de una sentencia adversa en los tribunales de Nueva York.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios