Evolución de la economía

Andalucía pierde impulso en el segundo trimestre y crece menos que España

  • El PIB se eleva un 0,5% entre abril y junio, frente al 0,6% nacional, y un 2,5% interanual, dos décimas menos que la media general

Descarga de contenedores en el Puerto de Almería Descarga de contenedores en el Puerto de Almería

Descarga de contenedores en el Puerto de Almería / Rafa González (Alemería)

Comentarios 4

El Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía, que mide la riqueza de la región, se incrementó un 0,5% en el segundo trimestre de este año (entre abril y junio) respecto al anterior; y un 2,5% en términos interanuales (entre el segundo trimestre de 2017 y el mismo periodo de 2018), según los datos publicados ayer por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública.

Ello supone dos cosas: una cierta desaceleración con respecto a trimestres anteriores, en los que el crecimiento era mayor; y que esta pérdida de fuelle es mayor que la registrada en el conjunto de España. Así, el PIB andaluz se elevó un 0,9% en términos intertrimestrales entre abril y junio de 2017 y terminó el año con un 0,7%. Comenzó el primer trimestre de 2018 en el 0,6% y ahora registra el 0,5%. Del mismo modo, en términos anuales pasa del 3,1% del último trimestre de 2017 al 2,9% en el arranque de 2018 y al mencionado 2,5% en el segundo trimestre.

Además, España creció en el primer y segundo trimestre una décima más que Andalucía en tasa intertrimestral (0,7% y 0,6%) y el avance anual ha retrocedido cuatro décimas (del 3,1% al 2,7%), frente a las seis décimas andaluzas (del 3,1% al 2,5%).

Las menores ventas exteriores y las mayores importaciones lastran el crecimiento regional

¿A qué se debe esta mayor desaceleración? A nivel interanual, que es el indicador que marca la tendencia, la demanda externa (el balance entre exportaciones e importaciones) resta puntos al crecimiento del PIB, en concreto siete décimas en la región frente a sólo dos a nivel nacional. Y es que las ventas al exterior pierden fuerza y las importaciones se mantienen en un alto nivel de crecimiento (4,2%), en contraste con el retroceso español.La demanda interna (consumo de los hogares más gasto de la administración pública e inversión) sigue sin embargo muy fuerte y aporta 3,2 puntos al PIB (más que los 2,9 puntos a nivel nacional) especialmente por el empuje muy fuerte de la inversión (7,1%) y en menor medida por el gasto público. En el consumo de los hogares sí se observa una cierta desaceleración.

Por sectores, la agricultura repunta, la industria pierde fuerza (especialmente la no manufacturera), la construcción sigue pujante y los servicios notan cierto cansancio, en especial en dos sectores clave para Andalucía, comercio y hostelería.

En lo que se refiere al número de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, Andalucía crea 57.667 en un año, un 1,9% más, el ritmo de crecimiento más bajo desde el último trimestre de 2016 y lejos del 4,5% de avance del segundo trimestre de 2017. A nivel nacional, se generan 448.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, un 2,6% más.

Desde la perspectiva de las rentas, hay una clara mejoría de la remuneración de los asalariados, un 3,7% más intertrimestral, por encima del excedente de explotación bruto/renta mixta (beneficios empresariales y rentas del capital), que crece un 2%.

En una nota, la Consejería de Economía señala que “en este momento del ciclo económico, donde la demanda interna regional debe tomar relevo a la demanda externa, el sector público debe acompañar este crecimiento, de ahí la necesidad de impulsar dicha consolidación, en especial, del consumo público y de la inversión productiva”. En este sentido, reclama “un sistema de financiación más justo para Andalucía así como de elevar la inversión pública, conforme a la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios