Economía

BBVA también alerta de la desaceleración económica en 2019 y, sobre todo, en 2020

  • Tras las caídas del crecimiento en 2017 y 2018, el servicio de estudios del banco estima que el año próximo el PIB sólo aumentará el 2%

  • Para 2019 mantiene su previsión anterior de que la economía española crezca un 2.4%, una décima menos que en 2018

Presentación del informe iSituación España', este miércoles en Madrid. Presentación del informe iSituación España', este miércoles en Madrid.

Presentación del informe iSituación España', este miércoles en Madrid. / Europa Press

La economía española ha iniciado una senda de desaceleración que, sin entrar en recesión, va lentamente avanzando en el decrecimiento del PIB. Esta tendencia, señalada por distintos analistas públicos (oficiales) y privados, fue confirmada por el servicio de estudio del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA). Y es que este miércoles, BBVA Research mantuvo su previsión ya conocida de que la economía española crecerá este año 2019 el 2,4% del PIB, pero alerta de que para 2020 estima que el crecimiento se ralentizará hasta el 2%, dos décimas por debajo de lo previsto por el Gobierno para ese mismo ejercicio.

El servicio de estudio del banco presentó en Madrid este miércoles una nueva edición de su informe Situación España, en el que sostiene la recuperación económica continuó en 2018, de forma que el PIB creció el 2,5%, un dato que concuerda el ya avanzado por el INE.

Este crecimiento fue posible, apunta los responsables de los analistas de BBVA, gracias al soporte de la demanda doméstica, con una contribución al crecimiento medio anual del PIB de 2,9 puntos porcentuales, igual que la lograda en 2017, mientras que la externa restó 0,4 puntos, a pesar de que las exportaciones totales recuperaron algo de tracción en el cuarto trimestre.

Pero frente a esa evolución positiva, BBVA Research cree que durante este año y en mayor medida el próximo se acusará una mayor ralentización de la economía debido al menor impulso de la política monetaria europea, al agotamiento de los flujos turísticos, la moderación del consumo familiar y la incertidumbre sobre la política económica española, entre otros factores.

Ello se traducirá también en una ralentización en la creación de empleo, que rondará los 800.000 nuevos puestos de trabajo durante los próximos dos años, con lo que la tasa de paro quedaría en el 12,6% en 2020, seis décimas por encima de la previsión gubernamental.

Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe del Grupo BBVA, ha explicado durante la presentación del informe que el entorno internacional "se ha deteriorado y es más incierto", aunque el consumo y la inversión de momento "tienden a aguantar" pese a que la confianza se está deteriorando, informa Efe.

En EEUU se teme que "el ajuste sea más brusco de lo previsto", lo que se sumará a riesgos cada vez más acuciados como el del proteccionismo comercial, el Brexit o la situación de Italia.

Según apuntó Sicilia, "se empiezan a acumular elementos que sugieren que hay que preocuparse un poco más por lo que pueda ocurrir en el 2020", particularmente en EEUU, donde, "ampliando el horizonte a dos años, hay una mayor preocupación de una posible recesión".

Por lo que se refiere a España, Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research, ha explicado que no se ha revisado a la baja la previsión de crecimiento para este año (2,4%) porque los datos conocidos más recientemente apuntan a "una ligera aceleración" de la economía española en los últimos meses, con un avance trimestral en torno al 0,7% del PIB, ampliando así el diferencial con Europa.

En cualquier caso, ha recordado que la economía se ha desacelerado en medio punto entre 2017 y 2018 por el agotamiento de los llamados "vientos de cola", al tiempo que el turismo ya no crece como lo hacía entre 2015 y 2017, algo que "no es una sorpresa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios