INFORME SITUACIÓN ANDALUCIA DE BBVA RESEARCH BBVA avala que Andalucía baje la carga fiscal para dinamizar la economía

  • El servicio de estudios del banco avisa de que sería necesario eliminar gasto ineficiente para compensar los menores ingresos sin deteriorar servicios

José Ballester, director del Territorio Sur de BBVA, y Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España y Portugal, ayer en Sevilla José Ballester, director del Territorio Sur de BBVA, y Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España y Portugal, ayer en Sevilla

José Ballester, director del Territorio Sur de BBVA, y Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España y Portugal, ayer en Sevilla / M. G.

¿Es correcta la política que plantea el nuevo Gobierno andaluz de bajar impuestos para dinamizar la economía regional? La respuesta del servicio de estudios de BBVA a esta pregunta es sí. Pero con algunos matices.

En la presentación ayer del informe Situación Andalucía para el primer semestre del presente ejercicio, que elabora BBVA Research, el servicio de estudios del banco, el economista jefe de l mismo para España y Portugal, Miguel Cardoso, señaló que el mercado de trabajo andaluz soporta una excesiva carga fiscal y que reducir los impuestos al empleo, singularmente el IRPF o también las cotizaciones, ayudaría a mejorar el problema “estructural y no cíclico” del desempleo.

Con ese análisis, las preguntas sobre las políticas que quiere aplicar el Gobierno del cambio de Andalucía fueron inmediatas. Cardoso eludió la mayoría, arguyendo, con razón, que hasta que no se aprueben medidas concretas no podrá evaluarlas.

Pero sí atendió la que le hizo este diario sobre si bajar impuestos dinamizará la economía, como sostiene el bipartito de PP y Cs. La respuesta, queda dicho, fue afirmativa, aunque hubo matices. “La medida puede ser correcta, pero valorando los costes”, dijo Cardoso.

Y lo explicó con mayor detalle: “Hay que continuar la política de consolidación fiscal, por ello la Junta ha de ver cómo va a ser financiada esa disminución impositiva”. Esto es, de ingresos. Por ello, “para evitar deteriorar los servicios”, el analista de BBVA aconsejó al Ejecutivo autonómico “realizar una evaluación del gasto para eliminar el ineficiente”.

El economista jefe de BBVA Research avisa: si bajar impuestos sube el déficit, será negativo

Insistió en esa idea de equilibrar la pérdida de ingresos real por la disminución de la presión fiscal con una ajuste de los gastos. Y lo hizo lanzando una advertencia: “Si reducir los impuestos incrementa el déficit, sería negativo” para la comunidad.

El informe puso también de manifiesto que Andalucía, como España, se encuentra inmersa en un proceso de desaceleración económica, pero esa disminución del crecimiento, que no recesión, se moderará en el presente ejercicio de 2019, aunque no se detendrá y continuará al menos hasta 2020. 

El director del Territorio Sur de BBVA, José Ballester, y Miguel Cardoso detallaron ayer en Sevilla las cifras que avalan este diagnóstico: el crecimiento de la economía andaluza podría alcanzar un 2,3% en 2019 y un 1,9% en 2020, según este informa, que señala también que, de cumplirse estas previsiones, la comunidad autónoma sumaría un lustro con un crecimiento anual promedio del 2,7%.

La estimación del banco es que el PIB andaluz crecerá el 2,3% este año y el 1,9% en 2020

Estas previsiones tendrían, igualmente, efectos positivos en el empleo, aunque insuficientes para eliminar la brecha que aún supone del desempleo. Situación Andalucía estima que, en conjunto, en 2019 y 2020 podrían crearse 140.000 puestos de trabajo, lo que supondría, si se cumpliese, reducir la tasa de paro promedio hasta el 19,1% al final de ese periodo. Cardoso aclaró que esa creación de empleo sería más o menos equitativa en cada ejercicio, con unos 70.000 empleos por año.

Igualmente, destacó que el empleo crece en Andalucía con importantes diferencias por territorios. Sólo Málaga y Sevilla han recuperado los niveles de afiliación a la Seguridad Social previos a la Gran Recesión, según detalló, y señaló también que Cádiz está todavía lejos de alcanzar sus mejores cotas históricas.

El estudio del banco señala que en Andalucía, el avance de la actividad económica se mantiene en positivo, pero sin dejar de desacelerar. El banco estima que en 2018 la comunidad autónoma consolidó una desaceleración del PIB hasta recurrir su avance al 2,3%, principalmente por la pérdida de tono en el consumo privado, la ralentización de la demanda externa y la mayor incertidumbre, tanto económica como política. Ese retroceso sería de cuatro décimas respecto al crecimiento del PIB en 2017, que fue del 2,7%.

Esa desaceleración se estancaría en 2019, en el que crecimiento que estima el servicio de estudios del banco sería también del 2,3%, pero no se frenará. Al contrario, BBVA Research estima en este momento que el crecimiento económico de 2020 está por debajo del 2%. Aún así, sí estima que se creará empleo en estos dos ejercicios en la comunidad más poblada de España.

Las previsiones de BBVA Research también certifican otro dato habitual para Andalucía, no se cierra la brecha de la convergencia. Así, los cálculos del servicio de estudios del banco estimas que la comunidad creció en 2018 dos décimas menos que el conjunto de España, que sería del 2,5% del PIB nacional. Y pese a la moderación en la ralentización económica andaluza en 2019, prevé que también crezca una décima menos que España tanto en 2019 como en 2020, años en los que su previsión es que la economía nacional crezca el 2,4% y el 2%, respectivamente.

Eso sí, en Andalucía la pérdida de crecimiento sería menor que en España en este presente ejercicio, en buena medida porque, como explicó Cardoso, en el final de 2018 y el inicio de 2019 se ha notado un “leve acelerón” de la economía regional, que ha compensado el mayor retroceso que hubo en los primeros trimestres de 2018. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios