Economía

La CE investiga el servicio de búsqueda de empleo de Google por posición dominante

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ayer en Berlín. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ayer en Berlín.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ayer en Berlín. / HAYOUNG JEON / Efe

La Comisión Europea (CE) está investigando si el gigante tecnológico Google favorece a su propio servicio de búsqueda de empleo, Google for Jobs, en detrimento de sus competidores, lo que supondría un nuevo caso de abuso de posición dominante por parte de la empresa estadounidense.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, confirmó ayer en una conferencia en Berlín que la Comisión analiza esta herramienta de la empresa estadounidense, que ya fue multada por dar este trato de favor a su negocio de comparación de precios Google Shopping. "Estamos mirando ahora si lo mismo ha ocurrido con otras partes del negocio de Google, como el negocio de búsqueda de empleo conocido como Google for Jobs", dijo Vestager.

La comisaria de Competencia ha infligido tres sanciones multimillonarias a Google en los últimos tres años.

La primera, en 2017 por favorecer a Google Shopping, ascendió a 2.424 millones de euros; la segunda, en 2018 por utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de dominio de su buscador, alcanzó el récord de 4.343 millones de euros, y la tercera llegó el pasado marzo por abusar de su dominio en el mercado de publicidad en línea con su servicio AdSense for Search, de 1.490 millones.

Defensa el consumidor

Si la investigación de la Comisión confirma que Google ha reincidido en su abuso de posición de dominante, la empresa podría recibir de nuevo una sanción millonaria por un comportamiento que perjudica a su competidores y, en última instancia, al consumidor europeo.

Vestager ya había avanzado en marzo, aunque sin dar detalles, que sus servicios estudiaban algunos cambios en las búsquedas locales y de empleo de Google, pero no los servicios de viajes y hoteles, criticados también por los competidores.

La comisaria afirmó durante la citada conferencia en Berlín que existe un "obvio conflicto de interés" en el hecho de que muchos negocios actúen "como jugador y árbitro" al gestionar plataformas digitales que, al mismo tiempo, compiten con otras empresas que dependen de esa misma plataforma.

Hay una "tentación obvia de ajustar el modo en que trabajan para favorecer a sus propios servicios", dijo. Vestager añadió que puede ser necesario, además de la política de Competencia, adoptar regulación para evitar este tipo de comportamientos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios