Economía

Carbures consigue refinanciar su deuda bancaria y respira en Bolsa

  • La firma gaditana logra el visto bueno para refinanciar los siete millones de deuda en manos de BBVA y Bankia

La Bolsa dio ayer una tregua a Carbures tras el anuncio de los acuerdos alcanzados por el fabricante gaditano de piezas de fibra de carbono con BBVA y Bankia para la refinanciación de su deuda bancaria. Al cierre de la sesión bursátil, los títulos de la compañía acumulaban una subida del 20,53%, elevándose el precio de la acción a 1,82 euros, si bien su cotización arrastra una caída de rentabilidad anual por encima del 70%.

Carbures respira tras el acuerdo para refinanciar su deuda de siete millones, de los que cuatro corresponden a un crédito con BBVA, que venció el 31 de diciembre, y los tres restantes a otro con Bankia, de próximo vencimiento. El nuevo calendarios permite diferir hasta 2016 el pago de 4,4 millones de euros de principal de estos préstamos.

Según informó la compañía, el acuerdo responde a la "confianza" del mercado financiero en la empresa, lo que le permitirá obtener recursos para impulsar su hoja de ruta industrial. El presidente de Carbures, Rafael Contreras, señaló en un comunicado que "el cierre de estos acuerdos de refinanciación permiten estabilizar la situación financiera del grupo con las entidades bancarias y suponen un paso adelante clave para el funcionamiento del grupo". Subrayó que "la situación de Carbures se estabiliza, nuestra realidad se despeja".

La compañía incidió en que "cierra un capítulo de deuda y abre el de la obtención de líneas de crédito bancarias, que se sumarán a las de la financiación privada", a través de la que en los últimos seis meses ha logrado una inyección de 27 millones de euros.

Precisamente, la firma anunció el pasado jueves los acuerdos alcanzados con dos de sus principales inversores, el fondo industrial catalán Anangu Grup y Black Toro Capital, con los que firmó dos créditos por cuatro y dos millones de euros, respectivamente. Ambos vencen en un plazo de tres años y tienen un interés del 6% anual.

Carbures recordó ayer en su nota que estas nuevas inversiones se suman a los ocho millones que ya invirtió Black Toro Capital en enero y a los 13 millones que se firmaron con Anangu en diciembre, es decir, 21 millones que se elevan hasta 27. Éstos son créditos de deuda convertible, ya que ambos socios capitalizarán sus inversiones, para lo que se realizará una ampliación de capital.

Al margen de las operaciones de reestructuración de la deuda bancaria y la obtención de financiación privada, Carbures subrayó que también ha reforzado su consejo de administración con la incorporación de Ignacio Foncillas, socio de Black Toro Capital, y de Jordi Lainz, director Financiero de Eurofred.

La compañía asegura en su nota que su realidad industrial sigue creciendo en línea con el incremento de pedidos de piezas de materiales compuestos, tanto en el sector aeronáutico como en el industrial. Su plan de negocio prevé unos ingresos de 118 millones a cierre de 2015, de los que 35,5 provienen del sector aeroespacial, 72 del sector de automoción; y los 11,5 restantes de obra civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios