Desarrollo de Cheops Catec ayuda a Airbus a conquistar el espacio

  • El centro tecnológico andaluz colabora en el desarrollo de piezas utilizando la impresión 3D para el primer satélite fabricado por el gigante aeroespacial en España.

Carlos Galleguillos, Antonio Periñán y Fernando Lasagni, de Catec, y Marta García-Cosío, de CiTD, con varios de los elementos fabricados para el satélite. Carlos Galleguillos, Antonio Periñán y Fernando Lasagni, de Catec, y Marta García-Cosío, de CiTD, con varios de los elementos fabricados para el satélite.

Carlos Galleguillos, Antonio Periñán y Fernando Lasagni, de Catec, y Marta García-Cosío, de CiTD, con varios de los elementos fabricados para el satélite. / M. G.

Comentarios 0

No debe ser casual que el acrónimo elegido para referirse de forma simplificada al Characterising Exoplanets Satellite sea Cheops. Coincidente con una de las acepciones anglosajonas por la que se conoce a la Gran Pirámide de Giza.

Las coincidencias van más allá del nombre. Como ocurrió en la edificación de la más vistosa de las construcciones faraónicas, el nuevo satélite, que debe entrar en funcionamiento orbitando el planeta a principios de 2019, también cuenta en su desarrollo y fabricación con la tecnología más avanzada del momento. Y ahí es donde entran los ingenieros andaluces del Centro Avanzado de Tecnologías Aerospaciales (Catec).

Su trabajo ha sido fundamental para desarrollar con éxito con tecnología de impresión 3D los herrajes de vuelo, vinculados al sistema de izado de los paneles solares del satélite. Una labor en la que el centro tecnológico andaluz ha demostrado su madurez a la hora de afrontar este tipo de tareas. "Nos consolida como un centro de referencia internacional en la aplicación de esta tecnología para componentes del sector espacial tras haber fabricado piezas para lanzaderas, cohetes, aviones y helicópteros", afirman.

Fabricación de piezas por tecnología de impresión 3D en Catec. Fabricación de piezas por tecnología de impresión 3D en Catec.

Fabricación de piezas por tecnología de impresión 3D en Catec. / M. G.

En esta ocasión, Catec –englobado en la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA)– ha colaborado activamente con la empresa de ingeniería española CiTD, con sede en Getafe, en el diseño, desarrollo integral de estos nuevos componentes aeroespaciales.

Esta historia de éxito comienza en 2012 cuando por primera vez la Agencia Espacial Europea (ESA) selecciona, de entre 26 candidatos, a la delegación española de Airbus Defence and Space para que se responsabilice integralmente de la construcción de un satélite. Un reto, con un presupuesto de 50 millones de euros, que se convirtió rápido en un respaldo a las capacidades de la industria aeroespacial española, que emplea a casi 3.500 personas y ya alcanza más de 850 millones de euros de facturación.

Airbus España cuenta para el flamante proyecto con CiTD, que, a su vez, pide ayuda a Catec para lograr la fabricación de los herrajes con una tecnología que todavía está dando sus primeros pasos. La principal complicación estriba en que, según el diseño, los útiles de este mecanismo izado de los paneles solares quedan bloqueados tras el ensamblaje, lo que supone una importante penalización para el peso de satélite.

La solución a este problema desarrollada por CiTD y Catec es hacer realidad "un conjunto de ocho piezas de vuelo biónicas a través de la tecnología de fabricación aditiva, conocida popularmente como impresión 3D". La utilización de esta tecnología supone una reducción del 50% en el peso de la pieza.

Este conjunto de piezas fue entregado recientemente a Airbus, que completó su integración con éxito en Cheops, validando su desarrollo y fabricación por parte de CiTD y el centro tecnológico andaluz. "La importancia de estos nuevos componentes radica no sólo en que han sido desarrollados y fabricados a través de una tecnología nueva para el sector espacial como es la fabricación aditiva o impresión en 3D, sino lo que supone en cuanto a la reducción de su peso. En el espacio, el peso es una cuestión vital, y reducir el peso de los componentes de un satélite o un cohete significa una importante reducción de costes y la posibilidad de aprovechar ese mismo peso para otro componente o aplicación", explica el Fernando Lasagni, jefe de la División de Materiales y Procesos de Catec.

"Como ingenieros, la impresión 3D nos permite diseños más libres y optimizados, capaces de dar la solución optima en términos de masa y plazos de entrega", explica Marta García-Cosío, directora de la División Aeroespacial de CiTD.

El objetivo prioritario de Cheops es estudiar, durante al menos tres años y medio, los movimientos de exoplanetas que orbitan alrededor de estrellas cuyo potente brillo dificulta su "caza" y seguimiento. El equipamiento de última tecnología de Cheops le permitirá recoger información como el tamaño o la composición de este tipo de planetas. Unos datos que los científicos usarán para dilucidar si estos mundos desconocidos hasta ahora pueden albergar vida.

Cheops se encuentra en la fase de pruebas funcionales y ambientales, que concluirán a finales de este año. Su lanzamiento desde la base espacial europea de Korou en la Guayana Francesa está prevista a principios de 2019. Entonces, este satélite con nombre de reminiscencias egipcias hará su trabajo de espiar una porción del vasto universo gracias en parte a unas pequeñas piezas hechas en unas instalaciones situadas a unos pocos kilómetros del centro de la capital andaluza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios