Luis Aires Dupré. Presidente de BP España “El modelo de negocio basado en gas y petróleo va a continuar muchos años”

  • La cuota de mercado de la compañía en Andalucía duplica la media española y supone casi un tercio del total

  • Reafirma la apuesta por seguir invirtiendo en combustibles fósiles

Luis Aires, en Sevilla esta semana, posa para la entrevista. Luis Aires, en Sevilla esta semana, posa para la entrevista.

Luis Aires, en Sevilla esta semana, posa para la entrevista. / Víctor Rodríguez

BP España tiene en Andalucía uno de sus principales mercados. Su presidente, Luis Aires Dupré (Castellón, 1966) analiza en esta entrevista el negocio y su futuro.

–Ha venido a Andalucía a inaugurar dos estaciones de servicio. ¿Hasta cuándo calcula que habrá estrenos de instalaciones tal como las conocemos ahora?

–Durante muchos años. El número de estaciones de servicio se ha duplicado en los últimos 25 años, que es cuando aproximadamente acabó el monopolio de petróleos gestionando por Campsa que teníamos hasta entonces. Había en ese momento unas 6.000 estaciones de servicio y hoy hay 12.000. Hay todavía recorrido para seguir subiendo el número cuando comparamos las ventas medias que hay en España con el número de habitantes y lo ponemos en relación con la de otros países de Europa. Pero con el tiempo, las estaciones de servicio se irán adaptando a las necesidades de los usuarios. Y poco a poco iremos suministrando distintos tipos de productos y servicios.

–¿Qué cuota tiene ahora mismo abanderada BP de esas 12.000?

–En el conjunto de España tenemos 7%. En Andalucía tenemos el doble: el 14%. El 30% de nuestras ventas en España se producen en la comunidad autónoma. Andalucía es en la que más producto vendemos.

–¿A qué cree que se debe esa mayor confianza del andaluz?

–Es una combinación de factores. Por un lado, el trabajo que hemos hecho en los últimos años para continuar creciendo. Pero también el hecho de que en Andalucía tuvo mucha incidencia el crecimiento que en la comunidad tuvo Mobil, que se fusionó con BP en Europa. Mobil tenía más estaciones en Andalucía que en el resto de España y eso nos ayuda a tener una cuota de mercado mayor que el promedio español.

–En Andalucía hay marcas arraigadas y que incluso refinan aquí, ¿qué ofrece BPpara competir?

–Una oferta diferenciada de calidad. En el producto, en el servicio y en las instalaciones. La época en la que los productos eran idénticos en todas las estaciones de servicio es historia. Nosotros como BP tenemos un producto diferenciado, con una tecnología propia, denominada Active, que permite mayor eficiencia de nuestros combustibles: por el mismo depósito lleno puedes recorrer 56 kilómetros más, en el caso de diésel. Y 44 kilómetros más si se trata de gasolina. Podemos decir con orgullo que suministramos los mejores productos del mercado. Pero sólo la calidad de producto no es suficiente, tenemos que dar calidad en el servicio, cercano. Y la seguridad y calidad de las instalaciones. Todo unido hace que los andaluces sean fieles a BP.

–BP precisamente fue pionero en lanzar una tarjeta de fidelización, ¿influye?

–Sí, fuimos los primeros en hacerlo en España. Y es una de las ventajas de pertenecer a un grupo internacional. Podemos traer al mercado español cosas que vemos que funcionan en otros mercados.

–Las petroleras españolas les siguieron el ejemplo, ¿no hay mejor marchamo de éxito, no?

–Sin duda, cuando las cosas funcionan es algo que ocurre en todas las industrias.

"Será el desarrollo tecnológico y el gusto del cliente quien decida qué fuente de energía se usa en movilidad”

–¿Cuándo estima que dejará de venderse combustible, los planes del Gobierno pueden cambiar la dinámica del mercado?

–Lo que Gobierno ha dado a conocer es un borrador de un anteproyecto de ley que fija que a partir de 2040 se prohibiría la venta de motores de combustión interna, incluyendo los híbridos. Ese borrador tiene que pasar los trámites parlamentarios, discutirse y ver si se aprueba o no. En cualquier caso, lo que va a decidir qué energías se van a vender en las estaciones de servicios van a ser el desarrollo tecnológico y los gustos del cliente. Eso es algo que no debemos olvidar. Y digo el desarrollo tecnológico porque hoy en día hay 23 millones de automóviles en las carreteras españolas, de ésos tan sólo 25.000 serían 100% eléctricos. Y hay tan pocos porque hoy por hoy es una tecnología que no es competitiva. Calculamos que tardará 10 años aún en ser competitivo. A partir de esa realidad, los consumidores tomarán sus decisiones de compra.

–Pero los fabricantes de coches y los vendedores ya avisan de que esos planes han reducido la demanda de coches diésel.

–Lo que estamos viendo es un trasvase de compra de vehículos nuevos de motor diésel a los de gasolina. Hasta finales de 2017, el 70% eran diésel. Y ahora se venden más de gasolina. ¿Por qué?, por la incertidumbre creada sobre el diésel por distintos factores, el escándalo de las emisiones de Volskwagen, los impuestos sobre este combustible o incluso que se prohibiese.

"La incertidumbre creada sobre el diésel por varios factores es la que lleva a vender más coches de gasolina”

–¿Pero vamos a un cambio del modelo de negocio de BP?

–El modelo de negocio de nuestra compañía está muy basado en la exploración y la producción de petróleo y de gas. Y continuará siendo así muchos años, porque la demanda de energía a nivel mundial va a continuar creciendo. Calculamos que de aquí a 2040 aumentará un 33%. Los combustibles fósiles todavía suponen el 85% de la demanda de energía, el 85%. Las renovables, solar y eólica, representan sólo el 4%. Estamos en una transición energética que va durar muchos años. Por eso vamos a continuar invirtiendo en petróleo y gas. Pero sí es cierto que en paralelo estamos empezando a desarrollar nuevos modelos de negocio, incorporando nuevas tendencias de movilidad.

–¿Han hecho una clara apuesta por el gas, no?

–Sí. Estamos invirtiendo algo más en gas que en petróleo, porque pensamos que va formar parte de la transición energética. Creemos que el gas soportará la intermitencia que las renovables tienen para generar energía.

–¿Y en movilidad?

–Creemos que la gasolina y el gasoil con cierto nivel de hibridación seguirá dominando el mercado. Y en transporte, vemos futuro de para el gas natural licuado para grandes distancias.

–En China acaban de inaugurar una estación sólo de carga eléctrica. ¿Cuándo las veremos en Europa?

–Algún día, cuando haya demanda. Estamos apostando por esa tecnología para poder ofrecer una carga ultrarrápida, que puede ser de 5 a 10 minutos. En eso invertimos. Lo desarrollaremos conforme evoluciones los mercados. En Europa, el más avanzado es el británico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios