Economía

Moody's sitúa la nota de Deoleo al borde de la quiebra y califica su situación de "insostenible"

  • La agencia de calificación hunde la calificación de la aceitera tres escalones de golpe

  • Cree muy probable que tenga que reestructurar su deuda o aplazar sus vencimientos para sobrevivir

Instalaciones de Deoleo en Córdoba Instalaciones de Deoleo en Córdoba

Instalaciones de Deoleo en Córdoba

La agencia de calificación Moody's ha hundido la nota crediticia de Deoleo, tras rebajarla tres escalones, del 'Caa1', lo que comúnmente se conoce como 'bono basura', a 'Ca', que sitúa a la firma al borde de la insolvencia tras considerar que se encuentra en una situación "insostenible".

En concreto, Moody's considera que la estructura de capital del fabricante de Carbonell y Hojiblanca es "insostenible", mientras que las perspectivas de recuperación de su resultado bruto de explotación (Ebitda) son "lentas e inciertas".

La agencia crediticia explica que esta rebaja se debe a que la compañía en la actualidad tiene una mayor probabilidad de necesitar reestructurar su deuda o solicitar una ampliación de los vencimientos de la misma, lo que provocará pérdidas para sus acreedores financieros, según ha explicado Giuliana Cirrincione, analista principal de Moody's para Deoleo.

Por otro lado, la agencia de calificación considera que la apuesta de la compañía por invertir en publicidad, marketing e I+D para impulsar su apuesta por la calidad frente a la competencia de precios necesitará todavía tiempo para dar sus frutos y señala que las métricas crediticias de Deoleo se mantendrán "muy débiles" durante los próximos 12 a 18 meses, lo que provoca una "gran incertidumbre" sobre su estrategia financiera y la estructura de capital.

Ve la mejora del Ebitda "lenta e incierta" y cree que su apuesta por la rentabilidad necesita tiempo

Moody's también ha rebajado de 'Caa1' a 'Ca' el 'rating' al préstamo de 460 millones de euros, que vence en junio de 2021, mientras que pasa de 'Caa3' a 'C' el préstamo senior garantizado de 55 millones de euros con vencimiento en junio de 2022.

La agencia crediticia ha explicado que le otorga "perspectiva negativa" debido a que el "riesgo de incumplimiento sigue siendo alto", con posibles pérdidas para los acreedores, ya sea en forma de un canje de deuda o extensiones del vencimiento de la deuda. El año 2018 lo cerró con pérdidas de casi 300 millones por el deterioro de los activos.

Cierta mejoría en el primer trimestre

En el primer trimestre de 2019 tuvo pérdidas de 7,5 millones de euros, superiores a los 'números rojos' de 1,4 millones de euros del mismo periodo del pasado año, afectada por la inversión en publicidad, la bajada de las ventas en ciertos mercados o "al efecto del impuesto de sociedades". 

No obstante, respecto a los últimos trimestres del pasado año, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) consiguió registrar una mejora, hasta cerrar el trimestre en 6,1 millones de euros, un 29% por debajo del mismo periodo del año pasado, afectado por la inversión en publicidad y marketing de 1,6 millones de euros.

Asimismo, el margen bruto creció un 1,4%, lo que refleja un cambio positivo en la tendencia de la rentabilidad, por las mejoras de eficiencia implementadas, por la reducción de los precios de la materia prima y por la positiva evolución del tipo de cambio del euro frente al dólar.

Además, la deuda financiera neta se redujo en 3,3 millones de euros respecto al cierre del ejercicio 2018, y ha permitido mantener una posición de tesorería de 79 millones de euros.

Por otro lado, la junta general ordinaria de accionistas, que se celebrará el próximo 3 de junio, someterá la aprobación de una reducción del valor nominal de sus acciones con objeto de restablecer el equilibrio patrimonial de la compañía y abandonar la causa de disolución en la que se encuentra actualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios