Economía

Los autónomos ganan protagonismo en el nuevo modelo de formación

  • Sus organizaciones podrán participar en la detección de necesidades y el diseño de cursos para empresas

Los autónomos adquieren relevancia en el nuevo modelo de formación ya que podrán, a través de sus asociaciones representativas, participar en el diseño de los planes y en la detección de necesidades, así como organizar los cursos para las empresas que se lo encomienden.

El director gerente de la Fundación Tripartita, Alfonso Luengo, considera "muy relevante" la decisión del Gobierno de incluir a las asociaciones de autónomos en el proceso de planificación estratégica de la formación, situándolas al mismo nivel que los agentes sociales y comunidades autónomas.

Además, este real decreto ley, que reforma el sistema de formación profesional para el empleo, les permite colaborar en la detección de las necesidades formativas, el diseño, la programación y la difusión de la oferta formativa para trabajadores ocupados.

La norma reconoce a los autónomos el derecho individual a recibir formación y bonificarse por ello, ya que hasta ahora sólo podían acceder a la formación subvencionada. "Había autónomos que cotizaban por formación, pero no se les reconocía el derecho a la bonificación cuando se trataba de la suya propia", y eso se debía a que la norma sólo permitía bonificarse por el trabajador asalariado, asegura Luengo.

Asimismo, el real decreto abre la posibilidad de que otros colectivos (entre los que se incluyen los autónomos) puedan cotizar por formación profesional. De esta manera, la norma se anticipa al posible reconocimiento de una cotización para formación por parte de los autónomos, que debería incorporarse en una Ley de Presupuestos Generales del Estado, este año o el próximo.

Entre las novedades del real decreto, se encuentra también la creación del sistema unificado de formación, que servirá para recopilar, en un fichero único, las actividades que se desarrollan en territorio nacional. Así, este "mapa" servirá para recopilar los datos de la formación bonificada y de la subvencionada, tanto en la parte que gestiona el Estado como las comunidades autónomas.

Luengo califica de "fundamental" la creación de este sistema para poner en marcha la cuenta de formación (que acompañará al trabajador durante su carrera profesional), el Catálogo de Especialidades Formativas y el Registro Estatal de Entidades de Formación. Para el dirigente de la Tripartita, su puesta en marcha es necesaria para poder completar la implantación del modelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios