Economía

Los presupuestos de Sánchez suspenden en Bruselas

  • La CE advierte a España del riesgo de incumplir normas al que se enfrenta el borrador de las cuentas socialistas por saltarse la disciplina fiscal.

Nadia Calviño. Nadia Calviño.

Nadia Calviño. / EFE

La Comisión Europea (CE) advirtió este miércoles de que el borrador de Presupuestos Generales para 2019 remitido por el Gobierno de España está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal por desviarse "significativamente" del ajuste exigido y no cumplir con las normas de reducción de deuda.

La CE añadió que está previsto que el déficit español baje de la barrera del 3% del producto interior bruto (PIB) considerado excesivo el año próximo, por lo que el país saldrá del brazo correctivo del proceso por déficit excesivo y pasará a estar en el lado preventivo de este procedimiento de vigilancia comunitaria.

En su opinión sobre el plan presupuestario, el Ejecutivo comunitario recuerda además que el borrador le fue remitido sin haber sido presentado en el Parlamento, por lo que pide al Gobierno que le envíe uno actualizado, así como al Eurogrupo, en caso de que haya diferencias importantes entre el borrador analizado y el que finalmente vaya al Congreso.

La evaluación de la Comisión del riesgo de las cuentas españolas se basa en sus previsiones macroeconómicas de otoño, presentadas el 8 de noviembre, que proyectan que el déficit público español se reduzca al 2,7 % este año, como prevé el Gobierno, y el año próximo al 2,1 %, tres décima más de lo que espera España.

En este sentido, apunta que en todo caso el déficit estaría por encima del 2,2 % recomendado por Bruselas para 2018.

El Ejecutivo comunitario prevé además que España no cumpla con el ajuste del déficit estructural -sin tener en cuenta factores ligados al ciclo económico- del 0,65 % del PIB exigido (unos 7.600 millones de euros) y calcula que ni siquiera se efectuará el ajuste del 0,4 % (unos 4.600 millones) que prevé el Gobierno.

Bruselas cree que el esfuerzo estructural será como mucho del 0,1 % del PIB, lo que supone un desvío "significativo" de la senda marcada.

Pese a todo, España dejaría atrás la cota del 3 % de déficit y saldría del brazo correctivo del procedimiento por déficit excesivo y pasaría a estar en el preventivo en 2019, dónde estará obligada a cumplir con las normas de reducción de la deuda pública y de control del gasto.

En este sentido, Bruselas prevé que el país no respete las normas de reducción de deuda -que obligan a rebajarla progresivamente cada año hasta la barrera del 60 % del PIB-, ya que según las proyecciones del Gobierno el ratio bajará al 95,5 % en 2019 y de acuerdo con las de Bruselas al 96,2 %, en ambos casos un descenso insuficiente.

El aumento del gasto público nominal sería del 1,7 %, por encima del 0,6 % recomendado, añade.

Por lo tanto, la Comisión "invita a las autoridades a tomar las medida necesarias" dentro del proceso presupuestario para garantizar el cumplimiento de las normas y a "utilizar los vientos de cola para acelerara la reducción del ratio de deuda con respeto al PIB".

Además, Bruselas señala que España ha hecho solo "progresos limitados" en cuanto a las recomendaciones que le hizo el pasado julio y le llama a "acelerarlos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios