Economía

El consumidor prioriza ahora la calidad de los alimentos sobre la cercanía y el precio

  • La pandemia ha cambiados los hábitos y ha acentuado aún más el binomio alimentación-salud, según un estudio de la Mesa de Participación de Asociaciones de Consumidores

Una joven sale del supermercado tras hacer la compra Una joven sale del supermercado tras hacer la compra

Una joven sale del supermercado tras hacer la compra / Antonio Pizarro

El consumidor se ha mostrado este año, marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, más exigente a la hora de elegir su establecimiento de confianza para comprar alimentos. Ha primado la calidad por encima de la cercanía por primera vez desde que se elabora la encuesta sobre hábitos de consumo 2020 de la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores (MPAC).

El perfil mayoritario de los consumidores equipara ahora la calidad a la seguridad, a las que siguen  factores como la cercanía y el precio.

El informe también subraya el incremento de más de tres puntos en la compra on line, impulsada por el periodo de confinamiento, durante el cual era usada por un 8,3%.

Un 12% más de encuestados asegura aprovechar más la comida. En la misma medida, se reduce la proporción de consumidores que busca las ofertas. Tan solo un 14% ha rebajado su gasto en alimentación, dos puntos menos que el año pasado, y el 19% (un 2% más que en 2019) diversifica más su compra.

Se eleva en seis puntos el porcentaje de encuestados que asegura no comer o cenar fuera de casa ni una vez a la semana, que pasa del 35% al 41%. 2020 es el año, de los últimos cuatro, en que menos familias indican comer o cenar fuera del hogar.

Por otro lado, algo más de la mitad de los consumidores se sienten desinformados en materia de alimentación y gran consumo a pesar de que las fuentes de consulta se diversifican. La principal es la etiqueta del producto (51%), seguida por internet (20%).

La importancia de la alimentación

El consumidor medio en España otorga una importancia fundamental a la alimentación, tanto de manera aislada como en sinergia con otras cuestiones. Más del 90% de los encuestados es consciente de la importancia del binomio alimentación y salud, pero casi un 21% de la población no está seguro de si sus hábitos son saludables o no.

El estudio revela el incremento del consumo tanto de verduras como de frutas y legumbres respecto al año pasado. En el caso carne y el pescado fresco mantienen su porcentaje respecto a años anteriores, pero el pescado congelado aumenta casi un punto, igual que el pescado en conserva. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios