Economía

El juez convoca una vista para decidir si paraliza cautelarmente el rescate de Abengoa

Planta termosolar Solúcar, propiedad de Abengoa, en Sanlúcar La Mayor ( Sevilla). Planta termosolar Solúcar, propiedad de Abengoa, en Sanlúcar La Mayor ( Sevilla).

Planta termosolar Solúcar, propiedad de Abengoa, en Sanlúcar La Mayor ( Sevilla). / Juan Carlos Vázquez

La presión de Abengoa para que la Junta de Andalucía formalice su participación en el rescate de la multinacional se produce justo tres días antes de que se celebre en el Juzgado de lo Mercantil número 1 una vista para decidir sobre las medidas cautelares que han pedido los accionistas minoritarios agrupados a Abengoashares, que se oponen a la reestructuración por dejar prácticamente sin valor los títulos de la histórica sociedad matriz del grupo fundado en 1941 por las familias Benjumea y Abaurre.

La cita será el próximo jueves 24 de septiembre a las 10 de la mañana. En esa vista se expondrán ante el juez los argumentos de cada parte para que se concedan o no las medidas cautelares pedidas por los accionistas que se consideran perjudicados.

Para argumentar que la Justicia acuerde esa suspensión cautelar, los demandantes sostienen que ejecutar la operación de rescate provocaría que los daños fuesen “absolutamente irreparables” porque sus “efectos ya habrán sido plenamente desplegados dentro del tráfico jurídico”, según señala la demanda presentada por el despacho Navas & Cusí.

También piden que desde la instancia judicial se prohíba expresamente al consejo de administración seguir adelante con el plan de reestructuración, en concreto, que se inhiban de votar en la junta de Abenewco1 que debe de aprobar el plan de conversión anticipada de los bonos.

Los accionistas reclaman, además, que se realice una anotación preventiva en el Registro Mercantil de Sevilla “para asegurar la efectividad” de la suspensión cautelar, señala la demanda.

Varios accionistas señalaron ayer a este medio que en la nota hecha pública ayer por Abengoa sobre la situación de su rescate, la compañía omitió deliberadamente que la demanda se está tramitando y que se ha fijado la vista para decidir sobre las medidas cautelares pedidas.

Los accionistas agrupados en Abengoashares también han remitido una carta abierta a los empleados de la multinacional para recordarles que la dirección de la compañía que preside Gonzalo Urquijo ya ha despedido a 15.000 empleados en el lustro que lleva al frente de la multinacional.

Tras recordarles que aseguran representar a un colectivo de 1.200 pequeños accionistas de Abengoa recuentas a los empleados de la empresa que son "trabajadores que hemos confiado nuestros ahorros y nuestro futuro en Abengoa". Sostienen que representan ya el 14,5% de las acciones de la compañía.

También explican por qué se han puesto al rescate mediante el plan aprobado el pasado 6 de agosto con una demanda judicial de suspensión cautelar y petición de junta general extraordinaria.

"Lo hacemos porque no creemos que el actual equipo gestor sea capaz de salvar la compañía que vosotros hacéis posible con vuestro trabajo", les dicen a los empleados.

"Ante la realidad de estrés financiero en lugar de pedir ayuda al ICO para financiar los intereses o acudir al mercado de deuda para refinanciar los bonos a precios más asequibles o solicitar ayuda Covid al Gobierno, han dejado que la empresa entre en preconcurso".

Los accionistas señalan que comparten las criticas sindicales de falta de transparencia. "Todavía no hemos conseguido que la actual dirección nos explique por qué solicitó un informe de valoración de la instrumental Abenewco2, a quién se solicitó y cuál fue el resultado que provocó la actual situación de preconcurso", afirman.

"Creemos en Abengoa como vosotros. En lo que no creemos es en la actual dirección que no ha sabido o no ha querido enfrentar con eficacia las dificultades financieras y que en los últimos años ha “solucionado” los problemas con decenas de EREs y más de 15.000 despidos, más de la mitad de la plantilla", critican. A los empleos perdidos, argumentan, hay que sumar las decenas de proveedores que se han quedado sin cobrar poniendo en riesgo sus pequeños negocios, y a los que seguramente conozcáis en persona al haber trabajado con ellos codo con codo. "Que ahora Urquijo y su equipo de tiburones financieros -que se aseguraron un superbonus de 58 millones de euros- traten de parapetarse detrás de vosotros nos parece inaceptable", añaden.

A su juicio, Abengoa necesita un futuro industrial, no financiero. "Necesita un consejo que crea en los proyectos, que crea en los valores de la ingeniería: usar el ingenio del ser humano apoyado por herramientas y tecnología para crear, inventar, solucionar problemas y satisfacer necesidades", concluyen para rechazar que Abengoa necesite un consejo plagado de profesionales financieros con intereses cortoplacistas que "pretendan trocear la compañía para venderla o abandonarla a sus acreedores financieros, que para nosotros es lo mismo".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios