Economía

La tasa de paro se dispara hasta el 11,3% y se destruye empleo por primera vez en 14 años

  • El paro sube en Andalucía en 86.600 personas en el tercer trimestre y sitúa la tasa en el 18,33%.

Comentarios 77

La advertencia del Gobierno de que el paro reflejará una situación "muy dura y difícil" se ha concretado en datos. El desempleo aumentó en 217.200 personas en el tercer trimestre del año, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. La tasa se ha colocado ya en el 11,33%, con una subida de nueve décimas, su mayor nivel desde el primer trimestre de 2004. El número total de desempleados se sitúa en 2.598.800 personas, centrándose principalmente entre jóvenes, sobre todo varones. Con ello el número de hogares en el que todos sus miembros están en paro aumentó un 15,2% en el tercer trimestre del año, en el que se destruyó empleo en términos interanuales por primera vez en 14 años. Y lo peor parece que estar por venir. El Gobierno advierte que la tasa de paro seguirá subiendo en los próximos meses debido a la crisis y el ajuste de la construcción.

El paro subió en 217.200 personas en el tercer trimestre del año, el 9,1% en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados rozó los 2,6 millones. La tasa de desempleo no alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el primer trimestre de 2004, cuando llegó a situarse en el 11,5%. Además, el número total de desempleados, que ya roza los 2,6 millones, es el más elevado de los últimos diez años, pues no se registraba una cifra tan alta desde el cuarto trimestre de 1998 (2.646.400 desempleados).

El Ministerio de Economía y Hacienda atribuyó el alza de la tasa de paro al "notable" crecimiento de la población activa y a que la creación de empleo en el sector servicios no ha podido compensar la caída de la ocupación en el resto de sectores. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, asegura que los datos de la EPA ponen de manifiesto que las dificultades por las que atraviesa la economía española están dejando sentir sus efectos sobre el comportamiento del empleo.

Según los datos del INE, en los últimos doce meses el paro acumula una subida de 806.900 desempleados, lo que supone un 45,03% más en términos relativos. La crisis económica se nota también en la ocupación. En el tercer trimestre de 2008 se destruyó empleo en términos interanuales por primera vez en 14 años.

Concretamente, el número de ocupados descendió en 164.300 con respecto a 2007, con un retroceso porcentual del 0,8%. La destrucción de puestos de trabajo se cebó en los hombres, que han perdido 330.700 empleos en el último año (-2,7%), mientras que la ocupación femenina aún refleja tasas positivas en valores interanuales, con la creación de 166.500 empleos (+1,9%).

Sólo en el tercer trimestre se destruyeron 78.800 empleos (-0,39%), todos desempeñados por varones. De esta forma, el número total de ocupados alcanzó al finalizar el tercer trimestre los 20.346.300 de personas, descendiendo esta cifra a niveles del segundo trimestre de 2007.

Datos catastróficos en Andalucía

El paro aumentó en el tercer trimestre del año 2008 en Andalucía en 86.600 personas, lo que supone un aumento del 14,01% en relación con el trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 704.600 personas y la tasa de paro en el 18,33%.

En los últimos doce meses, el desempleo aumentó en 240.400 personas (+51,79 por ciento), mientras que el número de ocupados descendió en 88.400 personas, lo que supone un descenso del 2,74% en relación con el mismo trimestre del año anterior. De julio a septiembre la cifra de ocupados descendió en 40.400 personas en relación con el trimestre anterior, lo que supone un descenso del 1,27%, de forma que la cifra total de ocupados alcanza las 3.140.000 personas. De esta forma, la tasa de actividad fue del 57,62%.

Andalucía es la segunda comunidad con mayor tasa de paro, sólo por detrás de Melilla (23,77%). La comunidad andaluza es la zona que mayor incremento del número de parados registró, tanto en relación con el trimestre anterior como en los últimos 12 meses, y ocupa el puesto 11º respecto a la actividad, con una tasa del 57,62%, por detrás de Baleares (67,03%), Comunidad de Madrid (64,70%), Cataluña (63,12%), Murcia (61,81%), Navarra (61,49%), Canarias (60,91%), Comunidad Valenciana (60,76%), La Rioja (60,31%), Aragón (59,26%) y País Vasco (58,64%).

Según la EPA, en Andalucía hay 3.140.000 ocupados, de los que 1.911.900 son varones y 1.228.100 mujeres, por lo que la tasa de actividad masculina se sitúa en el 68,91%, 0,9 puntos menos que la media española (69,81%), mientras que la femenina está en el 46,68%, 3,78 puntos por debajo del promedio nacional (50,46%).

Almería y Granada fueron las provincias con mayor tasa de desempleo en el tercer trimestre, con un 21,74 y un 20,62%, respectivamente, además de Huelva (19,43%), tanto en Andalucía como a nivel nacional. En cuanto a tasa de actividad, Almería, con 61,82%, es la única provincia andaluza con porcentajes superiores al 60 por ciento. En números absolutos, Sevilla y Málaga ocupan las dos primeras posiciones en Andalucía, con 139.800 y 137.700 parados, respectivamente.

Los españoles, los más perjudicados

La población española fue la que se llevó la peor parte, tanto en lo que respecta al aumento del paro como a la caída de la ocupación. Los españoles perdieron 83.600 empleos este trimestre (-0,48%), frente a un incremento de los puestos de trabajo ocupados por extranjeros de 4.800 personas (+0,16%).

El paro aumentó entre los españoles en 174.100 desempleados (9,66%), cuatro veces más de lo que lo hizo entre los inmigrantes (43.100 parados más, con una subida porcentual del 7,43%). La tasa de paro de los españoles se situó en el 10,2%, siete puntos inferior a la de los extranjeros (17,45%).

En el tercer trimestre, el número de activos subió en 138.400 personas, el 0,6% en relación al trimestre anterior, quedando constituida la población activa por 22.945.100 personas. La tasa de actividad se situó en el 59,95%, mientras que en términos interanuales el volumen de activos creció en 642.600 personas, un 2,8% más.

Más paro entre los jóvenes

Durante el tercer trimestre, el desempleo aumentó en ambos sexos, aunque el incremento entre los hombres fue 3,6 veces superior al de las mujeres. Así, el paro femenino creció en 46.600 mujeres (3,8%), mientras que el masculino lo hizo en 170.700 hombres (14,4%). Con estos datos, la tasa de paro masculina aumentó más de un punto, hasta situarse en el 10,32%, y la femenina repuntó casi cuatro décimas, alcanzando el 12,66%.

Por edades, la subida del paro se concentró especialmente en el grupo de entre 25 a 54 años, con 169.300 desempleados más que en el trimestre anterior, seguido de la franja de 20 a 24 años +34.000 parados), de los de 55 años y más (8.900) y de los de 16 a 19 años, donde el paro se incrementó en 5.100 personas.

De julio a septiembre se destruyeron 100.500 empleos ocupados por varones (-0,85%), que contrastaron con los 21.700 puestos de trabajo que se crearon para mujeres (0,2%). Por edades, sólo se creó empleo entre los jóvenes de 16 a 24 años, con 88.300 ocupados más. En el resto de franjas se perdieron puestos de trabajo, especialmente entre los jóvenes de 25 a 29 años (-83.300) y las personas de 30 a 34 años (-31.800).

En cuanto a la actividad, ésta aumentó casi por igual en ambos sexos. Así, el número de activos varones creció en 70.200 personas (0,5%), mientras que al finalizar el mes de septiembre un total de 68.200 mujeres más querían trabajar (0,7%). De esta forma, la tasa de actividad femenina se situó en el 50,46%, y la masculina en el 69,81%.

La construcción no se recupera

En el tercer trimestre, sólo el sector servicios consiguió crear empleo, con un total de 133.400 nuevos puestos de trabajo (0,9%). En el resto de sectores se destruyó empleo, principalmente en el sector de la construcción, que perdió 134.800 efectivos en el trimestre (-5,4%) y 354.200 en un año (-13%). Por su parte, en la industria se destruyeron 45.600 empleos (-1,4%) y en la agricultura 31.900 (-36,3%).

El paro se incrementó en todos los sectores económicos entre julio y septiembre, especialmente en la construcción, con 57.600 parados más, que suponen un crecimiento del 15,3%. Le siguieron el sector servicios, que registró 47.700 parados más que en el trimestre anterior (5,3%); las personas en busca de su primer empleo, con 34.900 desempleados más (15,6%); la industria, que ganó 27.200 desempleados (14,7%); la agricultura, con 26.900 parados más (21,5%), y el colectivo de parados de larga duración, donde el desempleo creció en 22.900 personas (3,9%).

Durante el tercer trimestre, el número de asalariados bajó en 106.800 personas (-0,6%), mientras que en términos interanuales la caída fue de 123.600 personas (-0,7%). Los trabajadores con contrato indefinido descendieron entre julio y septiembre en 99.100 (-0,83%), mientras que los temporales se redujeron en 7.700 (-0,1%), elevándose la tasa de temporalidad hasta el 29,53%.

Con todo ello, el número de hogares con todos sus miembros en paro se situó en el tercer trimestre en 638.100, tras aumentar en 84.300 (15,2%) respecto al trimestre precedente. Los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 70.300 (-0,6%), hasta totalizar 10.483.800.

El Gobierno advierte que las tasas de paro de los próximos meses no van a ser mejores debido al impacto de la crisis financiera, que en el caso de España se suma al ajuste en el sector de la construcción. El Gobierno mantiene por tanto su previsión de que la tasa de paro aumentará hasta el 12,5% en 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios