Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus en España Los empresarios alertan de que el parón hará mucho daño

  • CEOE, la empresa familiar y la patronal del metal creen que la medida del Gobierno puede llevar a España a una “crisis social”

Trabajadores de la construcción, uno de los sectores que tendrán que cerrar. Trabajadores de la construcción, uno de los sectores que tendrán que cerrar.

Trabajadores de la construcción, uno de los sectores que tendrán que cerrar.

La decisión del Gobierno de cerrar actividades no esenciales de la economía durante dos semanas para frenar la escalada de contagios por el coronavirus ha suscitado una fortísima reacción empresarial. La patronal nacional y las autonómicas alertan del enorme daño que puede sufrir el país con este tipo de decisiones.

La CEOE señaló en la noche del sábado que la medida anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va a generar un “enorme impacto sin precedentes” en la economía y pidió que se acompañe de otras que eviten “una destrucción masiva de tejido empresarial y del empleo de manera definitiva”.

En un comunicado, las patronales advierten de que el parón anunciado ante la pandemia del coronavirus “puede llevar a una crisis más profunda de la economía que podría llegar a ser social”.

Sectores claves de la economía andaluza como el aeronáutico o la minería no pararán

Las empresas españolas, señalan, “no discutimos las últimas medidas sanitarias adoptadas y vamos a cumplirlas, como hasta ahora. La prioridad es la salud de las personas”. Pero advierten de que va a ser una medida “que va a generar un enorme impacto sin precedentes en la economía española, especialmente en sectores como el industrial”. “Este parón puede llevar a una crisis más profunda de la economía que podría llegar a ser social”.

Es imprescindible, concluyen, que esta medida “vaya acompañada de otras que eviten un agravamiento de la situación ya dramática que atraviesan las empresas, entre otras pymes y autónomos españoles, y que no provoquen una destrucción masiva de tejido empresarial y del empleo de manera definitiva”.

Aun así, la principal organización empresarial de la industria del metal, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (Confemetal) expresó su “más absoluto rechazo” al decreto, una medida que, a su juicio, provocará “un deterioro del tejido económico difícil de recuperar”.

Además, estima que la paralización de las actividades productivas no esenciales, lejos de favorecer la lucha contra la crisis sanitaria, la complicará, haciendo más difícil y menos efectivo el trabajo en las actividades directamente implicadas en primera línea contra la pandemia y aquellas que les dan soporte inmediato. “La medida, que solo puede haberse tomado desde el desconocimiento del funcionamiento de una economía avanzada como la española, hará imposible mantener un nivel mínimo de actividad económica que garantice la eficiencia para enfrentarse a la crisis sanitaria”, advierte.

A las voces empresariales se sumó el Instituto de Empresa Familiar (IEF), que apoya la nota de la CEOE y “rechaza rotundamente cualquier consideración que se pueda hacer sobre inexistentes actitudes insolidarias del mundo empresarial, motivadas por injustos prejuicios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios