Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tractorada de Sevilla | protesta de los agricultores "Estamos hartos de trabajar y nos pagan miseria"

Cabecera de la marcha de Benacazón Cabecera de la marcha de Benacazón

Cabecera de la marcha de Benacazón / José Ángel García

9:30 de la mañana. Un centenar de personas se concentra junto al Hotel Abades de Benacazón. Ya hay algunos tractores alineados en fila india y casi todo el mundo lleva chalecos amarillos. No, esto no tiene nada que ver con la violenta protesta francesa. Ha sido la propia Guardia Civil la que ha recomendado este atuendo, en previsión de cualquier incidente.

Dos agricultores esperan pacientemente el comienzo de la marcha. Ramón Garrido tiene cinco hectáreas de olivar en El Coronil, y “no es un terrateniente, como dicen los de la UGT”. Espera que la marcha sea “el principio del cambio”. Antonio Martos dice que él tiene aún menos hectáreas de olivar, dos, y las ha cedido, “regalado”, recalca, “a cambio de nada”, sólo de que se lo cuiden, porque no es rentable. De su media hectárea de naranjas apenas saca nada. Seis céntimos por kilo, “y el comprador no es intermediario, las vende a ochenta céntimos en un puesto”. En el pasado, tuvo limones y recuerda que una vez vendió 15.000 kilos a 380 euros. Terminó arrancándolos.

A las 10:52 comienzan a bajar los manifestantes: primero va la Guardia Civil, después las personas a pie y luego los tractores. Entran en la salida 16 de la A-49 (Benacazón-Isla Mayor) y toman la dirección de Sevilla. Cortan el tráfico que viene desde Huelva.

Enrique García Franco es arrocero. Tiene un hijo que trabaja para él y, dice, “no creo que se quede en el campo, esto está muy complicado". Se mueve en una contradicción muy común entre los agricultores: el fortísimo apego a lo suyo y el deseo de romper con todo. “No me gustaría tener que vender mi tierra (tiene 40 hectáreas) pero si lo hiciera, quién la va a querer”.

En la protesta estuvieron los alcaldes de Aznalcollar,Isla Mayor y Bollullos, entre otros

La gran mayoría de los que marchan son hombres y mayores de 55 años. Antonio, olivarero, dice que “la juventud no quiere campo; deberían hacer algo para incentivar a los jóvenes”. Con una explotación de cereales, oleaginosas y leguminosas, otro Antonio afirma que ya está jubilado y es su hijo quien gestiona la explotación, pero lo hace como asalariado. La complicación burocrática de la sucesión y del traspaso de derechos de la PAC es tal que aún está en una maraña legal para que su hijo se convierta en titular.

La marcha avanza muy lentamente y sin pinta de que nada vaya a salirse de lo normal. Una speaker anima a los manifestantes para que griten pero los agricultores no parecen hechos de esa pasta. Marchan tranquilos, con algo de calor, más por estar en plena carretera que por la temperatura. En un momento dado, un miembro de la recién creada Asociación de Productores de Aceituna El Verdeo –que porta una pancarta propia justo detrás de la oficial– coge el micrófono y suelta la frase que resume el sentir general: “Estamos hartos de trabajar y nos pagan miseria”.

Los alcaldes también apoyan

Un poco antes, varios alcaldes hablan, y lo hacen en favor de sus paisanos y en contra de los políticos, pero precisan: los de alto nivel. “Hay que decirles a los políticos que gobiernan arriba que ¡basta ya!”, clama el regidor de Aznalcóllar, Juan José Fernández (IU). En la misma línea en la que se manifiesta el de Isla Mayor, Juan Molero (PSOE): “Estamos cansados de la dejadez de las distintas administraciones”. La de Benacazón, Juana Mari Carmona (PSOE), recalca que los alcaldes “tienen que estar apoyando al principal motor de nuestros pueblos. Hay muchas familias que comen todo el año de la agricultura”.

La marcha se dirige a la salida 14 (Benacazón-Umbrete). Son casi las 13:00. En el puente, los dirigentes agrarios informan de que aún están saliendo tractores del punto de inicio, a cinco kilómetros de distancia. A las 13:15 entran en la otra parte de la vía en dirección Huelva y comienzan a hacer una U. Los dos sentidos de la carretera están cortados. La Guardia Civil corta la carretera un poco más adelante en dirección a la capital, para facilitar los desvíos de los que vienen desde Sevilla. La marcha continuará hasta más allá de las 15:00, en el mismo punto donde se inició.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios