Desayuno Coloquio de Grupo Joly y Caja Rural del Sur

“Se trata de pensar lo que todo el mundo ve, pero nadie piensa”

  • El presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, ofrece las claves que han llevado a su compañía a tener presencia en más de 20 países partiendo de un pequeño pueblo al norte de Sevilla.

El presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, y el redactor jefe de Economía de Grupo Joly, Alberto Grimaldi. El presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, y el redactor jefe de Economía de Grupo Joly, Alberto Grimaldi.

El presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, y el redactor jefe de Economía de Grupo Joly, Alberto Grimaldi. / Victoria Hidalgo

Comentarios 1

El presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, ofreció ayer una clara muestra de la pasión que siente por su trabajo y la facilidad innata que posee para transmitirla al relatar en poco más de una hora cómo un pequeño laboratorio inorgánico destinado a la asesoría agronómica nacido en la localidad sevillana de Villaverde del Río ha conquistado el mundo en tan sólo un cuarto de siglo.

Martínez aprovechó la oportunidad que le brindó el Desayuno Coloquio organizado por Diario de Sevilla y Grupo Joly, con el patrocinio de la Fundación Caja Rural del Sur, para mostrar el camino a cualquier pequeña o mediana empresa andaluza que tenga la aspiración de triunfar en su sector dentro y fuera de sus fronteras.

El salón de actos de la sede de la Fundación Caja Rural del Sur en Sevilla se llenó en el primer Desayuno Coloquio de Grupo Joly del nuevo curso. El salón de actos de la sede de la Fundación Caja Rural del Sur en Sevilla se llenó en el primer Desayuno Coloquio de Grupo Joly del nuevo curso.

El salón de actos de la sede de la Fundación Caja Rural del Sur en Sevilla se llenó en el primer Desayuno Coloquio de Grupo Joly del nuevo curso. / Victoria Hidalgo

El ingrediente principal de la receta de este éxito que el presidente ejecutivo de AGQ Labs ya conoce por experiencia propia y compartió con los asistentes se sintetiza en "tener un modelo diferencial de negocio". En otras palabras, generar la demanda gracias a la innovación.

En el caso de AGQ Labs, su momento de inspiración surgió en 1993, en plena depresión nacional tras la finalización de la Expo 92 y los Juegos Olímpicos de Barcelona. Además, no ayudaba una PAC que comenzaba a "fomentar más el no cultivar que la fruta de calidad".

Pero en esa difícil coyuntura, Martínez quiso llegar a donde los químicos no llegaban y los ingenieros agrónomos tampoco. "En el campo se funcionaba de una forma determinista. Se hacía lo que había ido bien en años anteriores. Pero yo quería saber qué pasaba en la tierra. Cuando tuvimos la primera prueba de que ese conocimiento se podía conseguir, entonces logramos el primer gran hito para nuestra empresa", recordó Martínez.

Su uso del plural no es retórico ni baladí. Inició este largo y exitoso proyecto de la mano de su mujer, Coral, y, luego, se acompañó de un gran equipo de profesionales, al que en todo momento citó con sincero agradecimiento.

El presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, durante su ponencia. El presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, durante su ponencia.

El presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, durante su ponencia. / Juan Carlos Vázquez

AGQ Labs ahora está presente en más de veinte países y es referente en su sector, por ejemplo, en todo el continente americano. Su fórmula de crecimiento es tan sólida, que las proyecciones pasan por triplicar su facturación en los próximos cinco años y superar los 100 millones de euros.

Pero la prioridad para su fundador, que transmite a su primer nivel directivo, es cuidar y "dar respuesta a las expectativas de desarrollo y crecimiento profesional y personal de cada uno de nuestros trabajadores", que ya superan los 600.

Porque Martínez tiene claro la definición de una empresa líder: "Aquella en la que desean estar, y están, los mejores profesionales". Así, indicó con orgullo que siendo una empresa de considerable menor tamaño que algunas de la competencia (que pueden facturar tres y cuatro mil millones) "nadie de nosotros se va de aquí y sí vienen muchos de allí con nosotros".

En resumen, innovación y equipo. La primera gran "diferencialidad" que logró AGQ Labs fue iniciar un modelo de negocio resultado de conjugar la tecnología y el conocimiento. El laboratorio y la consultoría. "Químicos de bata y bota". Un modelo, un lema, que tras años y años de evolución sigue intacto en su esencia y sirve de piedra angular para cada ampliación y nuevo proyecto que encara la compañía originada en Villaverde del Río.

De este modelo nace la actual definición de la compañía: "AGQ Labs es un Centro Tecnológico Químico, fundamentado en laboratorios de análisis, ensayos avanzados e ingeniería química especializada, que ofrece soluciones y servicios de valor dirigidos a los sectores agroalimentario, ambiental, industrial y minero. En definitiva, una sincronización entre tecnología y conocimiento, entre química analítica y química aplicada".En esta historia de éxito empresarial, el segundo hito fue la internacionalización. "Estamos en un mundo global, complejo, dinámico y cambiante. Y en este mundo, o se innova o estás fuera", sentenció Martínez.

Hay que salir al exterior, pero con la coraza que proporciona ofrecer lo que nadie ofrece. "No se trata de ver lo que nadie ve, sino de pensar lo que todo el mundo ve, pero nadie piensa", señaló el presidente ejecutivo de AGQ Labs.

Para iniciar la internacionalización, en la compañía intentaron responder a una pregunta básica: "¿Dónde es verano cuando en España es invierno?". Había que buscar un lugar en el que se cultivara cuando aquí decaía el negocio. La respuesta: Sudamérica. Empezando por Chile. "Esta primera experiencia nos preparó para que las siguientes salidas internacionales fueran más livianas", afirmó satisfecho Martínez.

Y luego, Estados Unidos. El gran reto. Tanto, que el presidente de AGQ Labs decidió vivir la aventura de primera mano y se instaló allí. "Mi obsesión desde el principio era lograr una absoluta profesionalidad y especialización en todas las áreas de la compañía. Y llegó un momento en que descubrí que el único ejecutivo que no era medular en la empresa era yo. Así que volví a las trincheras y me marché a EEUU, a supervisar el proyecto desde el terreno", explicó el máximo responsable de AGQ Labs.

Un nuevo comienzo, pero con la misma idea en mente. Generar la demanda gracias a la innovación y a la investigación, en vez de intentar quitar parte del negocio a la competencia.

El director de la Escuela de Organización Industrial Andalucía, Francisco J. Velasco Cabello, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, y Carlos López Mariano, socio de Garrigues. El director de la Escuela de Organización Industrial Andalucía, Francisco J. Velasco Cabello, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, y Carlos López Mariano, socio de Garrigues.

El director de la Escuela de Organización Industrial Andalucía, Francisco J. Velasco Cabello, el presidente ejecutivo de AGQ Labs, Estanislao Martínez, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, y Carlos López Mariano, socio de Garrigues. / Juan Carlos Vázquez

"Buscar la diferencialidad", el mantra empresarial que movió al fundador de AGQ Labs. Un emprendedor al que el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, definió en su presentación de "empresario con mayúsculas".

García Palacios también describió la trayectoria de Estanislao Martínez como "un ejemplo de vida y entusiasmo". Unos valores que, en su opinión, son imprescindibles en estos tiempos donde la economía está ofreciendo signos de flaqueza. Un paradigma que demuestra que desde un pequeño pueblo se puede conquistar el mundo si se hacen las cosas bien, con entusiasmo y creatividad. Y siempre bien acompañado con los mejores profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios