Deficiencias en Educación

Padres del Tierno Galván denuncian el abandono del colegio

  • El centro lleva meses sin ascensor y aseguran que hay alumnos que se han lesionado por el deterioro de las pistas de los patios

Comentarios 1
Padres del consejo escolar del centro Tierno Galván, situado en Telegrafía, han denunciado el abandono que sufre el centro por lo que creen que sus hijos ven "menoscabado su derecho fundamental a recibir una educación pública de calidad".
Entre estas deficiencias, los padres lamentan que el ascensor del colegio esté estropeado desde antes de Navidades, sin que nadie haya acudido a arreglarlo. La responsabilidad es del Ayuntamiento, pero aún no se ha contestado al presupuesto que se le envió.  
"El alumnado que acude a clase en silla de ruedas tiene que ser subido en brazos por
monitores o maestros, función que evidentemente no es suya, y que realizan con
el riesgo de sufrir una caída. Esta situación nos hubiese encantado comentársela en
persona al representante del Ayuntamiento en el Consejo escolar del centro, pero
resulta que no ha venido a ninguna de la reuniones programadas desde inicio de
curso. De hecho, hasta finales de enero el Ayuntamiento no ha designado a ninguna
persona para cumplir con esta función", lamentan los padres.
Otra queja hace referencia al estado de las pistas de los patios, donde aseguran que algunos de los niños han sufrido lesiones por los agujeros y grietas que hay en las zonas donde tienen que jugar y hacer deporte. "Llevamos años reclamando el arreglo de dichos y observamos con envidia sana cómo se han ido acometiendo obras en otros colegios de nuestra ciudad".
La falta de personal, que es responsabilidad de la delegación de Educación, es otra de las carencias de este centro.  "Nuestro colegio tan sólo cuenta con un Maestro de Pedagogía Terapéutica (PT)
para atender a treinta alumnos de diferentes edades (de tres a doce años) y
diferentes necesidades educativas especiales. Es imposible que un solo profesional
pueda atender adecuadamente a tantos niños y niñas que, por sus características,
requieren de una mayor dedicación", afirman.
Esta cifra podría aumentar, ya que queda alumnado por ser diagnosticado desde el Departamento de Orientación. Tampoco hay un monitor de integración en el aula de Trastorno de Espectro
Autista a tiempo completo, "lo que hace muy difícil la integración e inclusión del
alumnado de estas características".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios