Elecciones municipales

Ciudadanos descarta ceder la alcaldía al PP si gobierna Nozal

  • El PSOE se votará a su candidato en la investidura y rechaza cualquier pacto con el Partido Popular

  • Nozal insiste en abrir una vía de diálogo con ambos grupos

Ciudadanos descarta ceder la alcaldía al PP si gobierna Nozal Ciudadanos descarta ceder la alcaldía al PP si gobierna Nozal

Ciudadanos descarta ceder la alcaldía al PP si gobierna Nozal

El partido ganador de las elecciones municipales en Mijas lo tiene complicado para gobernar. El PSOE ya ha anunciado que se votará a sí mismo en la investidura y rechaza cualquier acuerdo de gobierno con el PP, mientras que Ciudadanos no se cierra a ninguna negociación con los populares siempre y cuando el candidato a la alcaldía no sea Ángel Nozal. La mala relación entre los líderes de los tres partidos dibuja un escenario complicado en el ayuntamiento mijeño que podría volver a poner en juego la estabilidad política del municipio tras una legislatura convulsa con dos pactos fallidos y un gobierno en minoría con solo cinco concejales.

Ciudadanos vuelve a convertirse en la llave de gobierno y deberá elegir entre PP y PSOE

La incógnita está a la espera de poder resolverse en las dos próximas semanas, si bien de momento no se ha producido ningún encuentro formal entre los grupos municipales más allá de algún que otro mensaje de Whatsapp y llamada telefónica felicitándose por los resultados electorales. Lo que sí está claro es que Ciudadanos, que pese a haber gobernado durante estos cuatro años en el municipio se mantiene como la tercera fuerza más votada, vuelve a tener un papel decisivo en el futuro gobierno de la localidad y deberá elegir entre un nuevo gobierno con el PP, con o sin Ángel Nozal al frente; o apostar por el socialista José Antonio González, quien se postula como posible candidato a la Alcaldía.

Lo que sí descartan las dos principales fuerzas es ofrecerle la alcaldía al líder de Ciudadanos, Juan Carlos Maldonado, como ya sucediera en las negociaciones de 2015, por lo que las opciones para estar al frente del Ayuntamiento se reducen a dos.

El PSOE no descarta gobernar en solitario con ocho ediles y con acuerdos puntuales

Ante esta coyuntura, Nozal insiste en mantener una línea de “diálogo” con las diferentes fuerzas políticas y pide a su exsocio de gobierno que “huya de los personalismos”. Preguntado sobre si daría un paso a un lado para facilitar un acuerdo de gobierno con esta formación aseguró que abandonar la primera línea de la política es una decisión que, llegado el caso, aún no se ha planteado. “Nuestra posición es muy clara, el partido que ha ganado es el PP y tiene que ganar el PP. Todo lo demás es negociable”, manifestó.

Los socialistas, por su parte, mantienen su firme decisión, tal y como ya anunciaron en campaña, de rechazar cualquier pacto de gobierno con los populares, por lo que “Ciudadanos tendrá que elegir si deja gobernar al PP con un alcalde con siete imputaciones o nos deja la Alcaldía a nosotros”. Aunque al mismo tiempo no descartan la posibilidad de gobernar en solitario, con ocho concejales, con acuerdos puntuales con el resto de fuerzas que les permitan sacar adelante las principales iniciativas para el municipio, como podrían ser los presupuestos.

Está por ver si Ciudadanos estaría dispuesto a apoyar su investidura y despegarse de sus principales delegaciones en el Ayuntamiento, una decisión que deberá pasar por el comité nacional del partido. Lo que sí han dejado claro es que no están dispuestos a compartir bancada con Ángel Nozal y cualquier otra decisión por parte del partido podría originar un conflicto local. La mala relación entre ambos líderes viene desde comienzos de la legislatura, cuando apenas un mes después del acuerdo de investidura el actual alcalde en funciones le retirara sus competencias sobre las delegaciones de Playas, Medio Ambiente, Saneamiento, Archivo Municipal y Extranjeros por “deslealtad institucional”. Desde entonces, pasando por la ruptura del pacto, y hasta la fecha, la relación entre ambos exsocios de gobierno deja mucho que desear, con continuas acusaciones y denuncias en los juzgados que tienen que ver, en su mayoría, con la anterior gestión de Nozal al frente del Ayuntamiento de Mijas.

El Partido Popular obtuvo nueve concejales tras las elecciones del pasado domingo, situándose como la fuerza más votada en el municipio con 7.322 votos. A estos le siguen los 6.610 votos hacia el PSOE, que se hizo con ocho concejales, uno más que en las pasadas elecciones. Ciudadanos, en tercera posición, se queda con seis ediles, creciendo también en uno con respecto a 2015, y Podemos y Vox con un edil cada uno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios