2011 Elecciones

IU promete una oposición "respetuosa y sin juego sucio"

  • La formación asegura que no tiene "nada que hablar" con el partido de Gómez y asegura que intentará sentarse con el resto para evitar que el Pleno sea un "circo"

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Córdoba, Francisco Martínez, prometió ayer que la coalición llevará a cabo en el Ayuntamiento una oposición "de respeto absoluto, democrática y sin utilizar el juego sucio" con el objetivo de "fiscalizar" la gestión del Partido Popular en el gobierno municipal y para recuperar la confianza de los ciudadanos y "ganar" dentro de cuatro años. Pasados dos días de la noche electoral, Martínez realizó ayer una reflexión más sosegada de la debacle electoral de su formación en la capital, que ha pasado de 11 concejales a sólo cuatro. "El resultado ha dolido mucho", expresó Martínez, quien avanzó que la próxima semana ha convocado una ejecutiva provincial para analizar en profundidad las razones de esta caída. "Lo ocurrido en Córdoba es un varapalo, nos sentimos como si un rodillo nos hubiera aplastado", lamentó.

El dirigente de IU, que concurría como número 5 en la candidatura encabezada por el alcalde, Andrés Ocaña, achacó a la mala situación económica que padecen las "clases más débiles" el castigo a los partidos en el gobierno. "Los ciudadanos han culpado de la situación al PSOE y a la izquierda en general donde gobernaba", argumentó Martínez, quien descartó que en la ciudad existieran "elementos internos" que precipitaran la "debacle".

Otra razón de los malos resultados de IU es el "descrédito político" como consecuencia de los cuatro años de oposición realizada por el partido de José Antonio Nieto, que con sus constantes críticas creó un "guirigay" en la opinión pública. Y, para completar el contexto electoral, citó la irrupción del empresario Rafael Gómez, imputado en la operación Malaya, y el cambio de filas de la exalcaldesa, Rosa Aguilar. "Es denunciable que un señor haya jugado con las necesidades más básicas de los ciudadanos para llegar al poder", dijo Martínez en referencia a la candidatura del propietario de Arenal 2000, que sin programa político se ha convertido, superando a IU, en el principal partido de la oposición. "No ha tenido ninguna dignidad. El populismo ha influido", zanjó Martínez, quien también se refirió al "efecto de Rosa Aguilar". Sobre la ministra de Medio Ambiente, dijo que "ha tenido la desfachatez de hacer campaña contra sus antiguos compañeros".

El próximo grupo municipal de la coalición, tras la renuncia de Andrés Ocaña a su acta de concejal, estará integrado por Josefa Contreras, Francisco Tejada, Carmen Gil y el propio Martínez, quien dijo que aún no se ha decidido quién ocupará el cargo de portavoz ni la representación en la Diputación. IU pasa de esta manera de situarse en el gobierno municipal a la oposición junto al PSOE y Unión Cordobesa. Sobre estos últimos, fue tajante: "No tenemos nada que hablar con ellos. No hay ningún problema en sentarnos con el PP y con el PSOE, pero no lo haremos con Unión Cordobesa". Martínez dijo que hablará con el resto de partidos para evitar que el Pleno "sea un circo" y los debates sean "lo más limpios y democráticos posibles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios