2011 Elecciones

Izquierda Unida 'abre' la puerta de la Alcaldía a Ernesto Marín

  • Ana Rodríguez asegura que "no pactaremos con nadie ni apoyaremos investidura alguna" · "Me parece lamentable que un partido como el PVRE sea llave de gobierno"

Ernesto Marín se convertirá el próximo 11 de junio en alcalde de Chiclana. Una elección que tiene garantizada si, tal y como anunció ayer la alcaldable de Izquierda Unida, Ana Rodríguez, la coalición izquierdista no participa de pacto de gobierno alguno y, llegado el momento de la elección del nuevo alcalde, opta por votar su propia candidatura.

Así, el próximo 11 de junio, fecha marcada para la constitución de las Corporaciones municipales, Ernesto Marín, aunque finalmente no obtuviese el respaldo del Partido Vecinal Regionalista (PVRE), se convertiría en alcalde al ser el representante de la lista con mayor respaldo popular y, previamente, no habiendo obtenido ninguno de los alcaldables la necesaria mayoría absoluta, 13 votos.

"Tal y como dijimos en campaña y ratificamos nada más conocer los resultados de las elecciones", señaló ayer Ana Rodríguez, "no seremos nosotros (compareció junto a su número dos, Roberto Palmero) los que pongamos los más de dos mil votos que hemos obtenido al servicio de otro partido".

"Por tanto", añadió, "hemos decidido que lo más conveniente en estos momentos, en los que la sociedad y nuestros votantes demandan más políticas reales de izquierdas, es no formar parte de ningún pacto de gobierno y, a lo largo de los próximos cuatro años, desarrollar una intensa y digna labor de oposición".

La alcaldable izquierdista, que señaló que en los próximos días esta decisión será ratificada por la asamblea, fue más allá y aclaró que, además de no pactar con formación alguna, tampoco apoyará la elección de ningún alcaldable que no sea el de Izquierda Unida.

"Nuestro voto el próximo 11 de junio", aseguró, "va a ir a parar a nuestra candidatura, a ninguna otra".

Ana Rodríguez resaltó que, "con esta postura queremos sacar a Izquierda Unida de todas las quinielas sobre pactos que se viene haciendo de forma infundada y, en no pocos casos, acompañadas de insultos y comentarios de desprestigio".

"A nosotros", resaltó, "no nos vale estar en el equipo de gobierno a toda costa ni nos mueve otro interés que no sea el de hacer una labor digna y comprometida con la ciudadanía y con quienes han depositado su confianza en nosotros". "Una labor que", prosiguió, "no va a ser crispada".

Por otra parte, Ana Rodríguez lamentó la posibilidad de que una "formación como el Partido Vecinal Regionalista se pueda convertir en llave del futuro equipo de gobierno".

"Un partido", resaltó, "que no responde a planteamiento ideológico alguno y que, mientras los demás estamos luchando y trabajando por unas ideas y por los intereses de la totalidad de los ciudadanos , sólo le preocupa de su tema, sin mostrar interés y proyecto alguno por el resto de los problemas que afectan a la ciudadanía".

"Creo", prosiguió, "que pocas negociaciones o pactos caben con este partido por parte de quienes estamos en el esfuerzo y el compromiso de dignificar la política y, además", remarcó, "nos comprometimos en sesión plenaria con unas ordenanzas y un protocolo que este partido quiere ahora anular".

Así las cosas, la alcaldable de IU, además de dejar clara su intención de no pactar, mostró su oposición, aún más profunda, a hacerlo con un partido como el PVRE, un 'socio' obligado para que el PSOE sume los necesarios 13 votos el próximo 11 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios