2011 Elecciones

"Lo primero será encargar una auditoría y convocar el Pacto Local por el Empleo"

  • Nieto dice que la situación del Consistorio "ata la gestión municipal de manos y pies"

La agenda del futuro alcalde de Córdoba está muy relacionada con la economía y el empleo, con los recursos económicos que el futuro equipo de gobierno se va a a encontrar cuando acceda a los despachos de la planta noble del edificio de Capitulares. Lo primero, dijo ayer el ganador de las elecciones, será "una auditoría económica, reunir al Pacto Local por el Empleo que no ha dado resultados, un plan de choque sobre políticas sociales, aprobar la liquidación del presupuesto de 2010 y adaptar el Plan Económico Financiero del Consistorio". Está previsto que Andrés Ocaña y José Antonio Nieto tengan contactos en los próximos días para ir preparando el traspaso de poderes.

José Antonio Nieto se centró ayer en estos dos últimos elementos. La liquidación municipal se encuentra realizada e informada por parte de los servicios técnicos municipales, según aseguran diversos documentos públicos. El PP calcula que el déficit del año pasado ascenderá a una cantidad superior a los 30 millones de euros como consecuencia de la actividad contable ordinaria y de las provisiones a efectuar sobre la multa no cobrada de las naves de Colecor. Como quiera que el gobierno municipal tendrá que recortar el presupuesto en vigor o el próximo en una cifra equivalente al déficit resultante, la capacidad de gestión del nuevo gobierno será "un golpe muy duro" para las posibilidades reales del Partido Popular recién llegado. "Los datos que tenemos nos atan de pies y manos", dijo ayer Nieto, que empieza a ponerse parches en una herida que, antes o después, va a llegar. Ayer mismo, Andrés Ocaña auguraba que la situación económica sería un asunto clave en el futuro inmediato, defendía el trabajo que se ha realizado en estos momentos y afirmaba que venían tiempos en los que se hablaría mucho de tijera. Nieto volvió a asegurar que uno de sus primeros pasos será pedir una reunión urgente con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. La primera reunión entre Merino y Chaves -y Nieto lo sabe- fue para que el primero se negara a realizar restricciones de agua en Córdoba en medio de una situación general de sequía, lo cual le proporcionó una gran cantidad de apoyo popular en 1995.

"Entiendo a Andrés Ocaña", dijo. Nieto cuando se le informó que el alcalde había dicho que el pueblo no acierta siempre con sus decisiones. El candidato ganador de los comicios del 22 de mayo no quiso entrar a valorar determinadas palabras de Andrés Ocaña entendiendo que llegan en un momento de ofuscación por la derrota. "El resultado no da lugar a error: el proyecto que gobernaba Córdoba ha pasado de 15 a ocho concejales", dijo en referencia a los cuatro ediles que van a componer los grupos municipales de Izquierda Unida y Partido Socialista.

El ganador de las elecciones tuvo un mensaje específico de aliento al trabajo que queda por realizar sobre 2016. Ocaña recibirá al jurado internacional en apenas unos días. Nieto dijo que el alcalde tiene "toda mi confianza" para que se realice el mejor trabajo posible y que Córdoba dé una imagen óptima ante los representantes del jurado que tienen que venir a comprobar in situ la propuesta de la ciudad. "Si se gana la Capitalidad, yo reconoceré el trabajo de Aguilar y Ocaña", dijo Nieto, que son quienes han puesto en marcha esta iniciativa.

El comentario también es un arma de doble filo. Si el mensaje se pone ante un espejo, muestra su envés. El PP ha llegado tarde a toda esta cuestión de la Capitalidad y no le han dejado participar demasiado. Los triunfos serán atribuidos. El fracaso, también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios