2011 Elecciones

Los indignados ganan la campaña

  • Más de 800 personas celebraron una cacerolada poco antes del comienzo oficial de la jornada de reflexión "colectiva"

Les han llamado de todo; desde perroflautas, hipies, antisistema, izquierdistas, anarcos, vagos y en alguna tertulia televisiva hasta "etarras entrenados por Segi en tácticas de guerrilla urbana". Lo cierto es que el Movimiento 15M,Democracia Real o Indignaos Almería como ellos mismos parecen gustar denominarse, han sido capaces de hacer girar toda la campaña electoral en torno a una protesta surgida desde las redes sociales y que ha removido los cimientos y hasta la propia existencia de los mismos. La originalidad de sus proclamas Para ver Hannah Montana nos dejan acampar, para luchar por nuestros derechos nos echan y el que se ha convertido en el verdadero lema de la campaña, Más pan y menos chorizos, ha sabido recoger un desencanto generalizado contra una situación económica que ha dejado cadáveres sociales en el camino.

Sin duda han sido los verdaderos triunfadores de la campaña electoral. En la plaza del Educador poco después de las 20:00 hora prevista para el inicio de una cacerolada como acto final antes de la jornada de reflexión, más de 800 personas se congregaron par escuchar unos mensajes que, megáfono en mano, pedían calma y "no entrar en las provocaciones". Los asistentes estaban vigilados en todo momento por unas cuatro dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía a una considerable distancia y sin intervenir en ningún momento.

Se insistieron en los mismos eslóganes que se han venido oyendo, primero tímidamente y con más contundencia desde primera hora de la mañana de ayer, que protestaban por la corrupción de un sistema que ha dejado en sus cunetas miles de daños colaterales por una crisis que, como siempre, se ha cebado en los que menos oportunidades tienen de defenderse. Contra las hipotecas, banqueros, el sistema político, las listas electorales y sobre todo aquellos en los que se insistía en pedir el futuro de unas generaciones que, por primera vez en décadas, no quieren asumir que vivirán peor que sus padres.

También se ha ganado la batalla de la originalidad. Ayer mismo, en el semáforo más cercano, los restos de una sábana sirvieron de improvisada pancarta en la que se leía Si estás también indignado, pita. El coro de coches que sí lo estaba era secundado por aplausos constantes.

Su lucha hasta llegar a lo que consiguieron en la tarde de ayer no ha sido un camino de rosas. El martes por la tarde y ya entrada la noche, la plaza de la Leche comenzaba a convertirse en el centro del principal eje sobre el que ha girado la campaña electoral en Almería, aunque de su presencia, ninguno de los líderes de los partidos políticos mayoritarios quiso hacerse eco. Sin duda, para no comprobar con sonrojo que a ellos les escucha menos gente y, desde luego, con un entusiasmo menos sincero. Lo que está claro, es que han descolocado a todos.

De una manera tímida al principio, apenas media docena de personas comenzaban una concentración que tenía pocos argumentos para poder triunfar, ya que debía vencer, en principio al tradicional pasotismo almeriense que sí se hizo patente durante esos días. Apenas cinco o seis se atrevieron a pasar la noche. Ayer, casi no había sitio para todos los que quisieron entrar en la jornada de reflexión, con una "colectiva", aunque de nuevo y para evitar problemas, "sin entrar en ningún tipo de provocaciones ni referencias políticas". Jóvenes los más, aunque también había personas con más años, parados que estrenaban una situación difícil con hijos a su cargo, abuelos con nietos en el desempleo y representantes de todos los sectores de lo que se ha llamado la vida social almeriense.

La curiosidad también tenía algo que ver con la afluencia conseguida ayer, un hito en la reciente historia almeriense que se recordará durante años y que ha acompañado dignamente a las protestas de otras ciudades españolas. Habrá que ver su influencia en el resultado electoral y en sus posibles consecuencias, pero sin duda, al contar el número de asistentes, ellos son los ganadores de la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios