2015 Elecciones Municipales

Propuestas económicas para la capital gaditana

  • Representantes de los principales partidos políticos participan en una mesa redonda en la Universidad

Políticas económicas para la ciudad de Cádiz. Este es el título de la mesa redonda que se celebró ayer en la Facultad de Económicas y Empresariales de la Universidad de Cádiz, en la que participaron representantes de los principales partidos políticos que aspiran a gobernar la capital gaditana tras las próximas elecciones municipales. 

Por el PP intervino Bruno García, número 6 de la candidatura y actual concejal del Ayuntamiento; por el PSOE asistió Juan Cantero, número 5 de la lista; por Ganar Cádiz en Común estuvo el candidato a la Alcaldía, Martín Vila; el participante de UPyD fue José Francisco Barcelona, número 7 de la candidatura; por Ciudadanos intervino Rafael Jiménez, número 4, y de Por Cádiz sí se puede estuvo  el número 7, David Navarro.

 

Según explicó la moderadora de la mesa redonda -la periodista de Diario de Cádiz Beatriz Estévez-, la idea era que cada participante expusiera las líneas de acción en materia económica que incluyen en su programa. Pero algunos se extendieron demasiado criticando la situación actual de la ciudad, por lo que no les dio tiempo a desarrollar sus iniciativas.

 

El representante de Ciudadanos fue el primero en intervenir. Rafael Jiménez dijo que antes de proponer "hay que diagnosticar", por eso se detuvo en exponer los problemas del modelo actual para luego explicar que su partido ha hecho una planificación estratégica que gira en torno a la lucha contra la crisis, la cimentación y la sostenibilidad. Así, planteó una nueva reforma laboral buscando la estabilidad y contra la precariedad, impulsar la innovación y una reforma fiscal más justa. También, mejorar la educación, eliminar la corrupción y su impunidad, acabar con "el capitalismo de amiguetes y oligopolios de puertas giratorias" y medidas fiscales encaminadas al control de gastos, entre otras cosas.

 

Por su parte, José Francisco Barcelona afirmó que el programa de UPyD se basa en tres elementos clave: el empleo, la transparencia y el compromiso. Puntualizó que la misión del Ayuntamiento no es crear empleo sino promover las condiciones para que se genere, atrayendo a empresas. Y afirmó que su programa se dividía en siete líneas fundamentales que no le dio tiempo a explicar. Aseguró que todo lo que exponía no eran sólo promesas, sino que su programa electoral "es un contrato y nos comprometemos a cumplirlo".

 

David Navarro planteó el leitmotiv de su formación: Estamos hartos de estar hartos. Así, dijo que están cansados "de que implanten políticas y economías que no nos interesan o no nos convienen" y que defienden una política "basada exclusivamente en el sentido común y la coherencia". Destacó que su programa gira en torno a tres pilares: transparencia y participación, un modelo de ciudad completamente distinto al actual y fomentar el bienestar ciudadano. Se detuvo en criticar los 20 años de gobierno del PP en la ciudad y señaló que la intención de Por Cádiz sí se puede es auditar las cuentas del Ayuntamiento, poner en valor el patrimonio de la ciudad, acometer medidas económicas para el turismo, crear un parque tecnológico en Zona Franca, acabar con la infravivienda y las personas sin techo en cuatro años y priorizar el gasto, entre otras cosas.

 

Martín Vila habló del modelo productivo en el que se encuentra la ciudad y de la hacienda municipal. Planteó que la Alcaldía de Cádiz debe estar "al frente de un necesario proceso de reindustrialización de la Bahía", y propuso la creación de unas instalaciones para el reciclaje de buques y tratamiento de residuos con el fin de generar puestos de trabajo, además de la construcción de plataformas eólicas marinas de energías renovables. Afirmó que la política de inversión debe ir encaminada a mantener los servicios públicos y a facilitar empleo y vivienda a los ciudadanos. También habló de la necesidad de una banca pública y de una política fiscal progresiva, en la que cada uno paga según sus necesidades y su capacidad.

 

"El PSOE plantea un programa económico que se basa en un principio: el rigor", resumió Juan Cantero. Pero no le dio tiempo a desarrollarlo porque se detuvo demasiado exponiendo la situación económica del Ayuntamiento. Sólo pudo adelantar que su partido pretende "dar un vuelco al IFEF" y convertirlo en una oficina de apoyo a la inversión, y estimular la inversión apoyando la financiación.

 

Bruno García advirtió que él acudía a este acto con dos objetivos: aprender de las propuestas de los demás e informar sobre la situación actual y las iniciativas del PP para que luego los asistentes reflexionasen. Planteó cinco medidas económicas que pondría en marcha su partido si vuelve a ganar las elecciones, pero tampoco le dio tiempo a desarrollarlas. Se trata de disminuir los impuestos y la burocracia, y aumentar la financiación las ayudas y la formación. Destacó el papel que juegan otras administraciones en la situación actual de la ciudad, deteniéndose en los 300 millones de euros que debe la Junta de Andalucía a Cádiz en inversión y formación, lo que conlleva que "más de 2.000 empleos de Cádiz están pendientes de la Junta".

 

En el debate posterior a la exposición de los ponentes, todos los participantes se dirigieron a Bruno García, solicitando que concretase más sus medidas en vez de culpar a la Junta y que reconociese lo que su partido ha hecho mal. El representante de UPyD pidió que cuando se cree la nueva corporación, "se siente con la Junta y haga todo aquello que sea bueno para Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios